Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los pesticidas incluyen insecticidas, herbicidas y rodenticidas. Además de los ingredientes tóxicos activos, muchos pesticidas también contienen productos “inertes” como los destilados del petróleo, que también pueden ser tóxicos. Aunque la base del tratamiento es la atención de apoyo, algunos antídotos son esenciales.

INSECTICIDAS

Cuadro clínico

Los insecticidas organofosforados incluyen agentes como diazinón, acefato, malatión, paratión y clorpirifos. La absorción se produce por ingestión, inhalación (p. ej., agentes de gas nervioso) y rutas dérmicas. La toxicidad se produce a través de la unión e inhibición de la acetilcolinesterasa, causando el exceso de acumulación de acetilcolina y la estimulación de los receptores colinérgicos, tanto de los tipos de receptores muscarínicos como nicotínicos. El agonismo del receptor muscarínico produce una crisis colinérgica que se designa con el recurso mnemotécnico en inglés “SLUDGE” y “DUMBELS” (tabla 113-1).

TABLA 113-1

SLUDGE, DUMBELS y “B mortales” Recursos mnemotécnicos para el colinérgico

El inicio de los síntomas, que varía de minutos a horas, cambia según la cantidad y la ruta de exposición. La mayoría de los pacientes se vuelven sintomáticos dentro de las ocho horas de la exposición aguda, aunque algunos agentes liposolubles (p. ej., fentión) pueden causar síntomas tardíos con la exposición dérmica. La estimulación del receptor nicotínico conduce a fasciculaciones y a la debilidad muscular, que es más pronunciada en los músculos respiratorios, lo que conduce a un empeoramiento de la disfunción pulmonar causada por broncorrea debido a efectos muscarínicos. Los efectos nicotínicos también pueden causar taquicardia y midriasis, lo que resulta paradójico teniendo en cuenta los efectos colinérgicos muscarínicos esperados. Los efectos del sistema nervioso central (CNS, central nervous system), que a menudo predominan en los niños, incluyen temblores, inquietud, confusión, convulsiones y coma.

Una variedad de efectos subagudos y crónicos están asociados con el envenenamiento con insecticida organofosforado. Un síndrome intermedio, de 1 a 5 días después de la intoxicación aguda, puede presentarse con parálisis o debilidad en los músculos del cuello, faciales y respiratorios, lo que puede provocar un paro respiratorio si no se trata. La neuropatía retrasada inducida por organofosforados puede ocurrir de 1 a 3 semanas después de la intoxicación aguda, lo que provoca una polineuropatía sensorial motora distal con debilidad y parálisis de la pierna.

Diagnóstico diferencial

El envenenamiento por organofosforados es típicamente un diagnóstico clínico basado en el toxidrome y el historial de exposición (tabla 113-1...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.