Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El disbarismo se presenta usualmente en buceadores con escafandra autónoma, y se refiere a complicaciones asociadas con cambios de la presión ambiental y la respiración de gases comprimidos. Estos efectos son gobernados por tres leyes de los gases: la ley de Boyle manifiesta que la presión y el volumen están inversamente relacionados; la ley de Henry expresa que en el equilibrio la cantidad de gas en una disolución es proporcional a la presión parcial del gas, y la ley de Dalton declara que la presión total ejercida por una mezcla de gases es la suma de las presiones parciales de cada gas.

CUADRO CLÍNICO

El barotrauma es la afección más común relacionada al buceo y es causado por los efectos mecánicos directos de la presión, ya que las cavidades llenas de gas en el cuerpo se contraen o se amplían con los cambios de presión. La forma más común de barotrauma ocurre durante el descenso, y consiste en la compresión del oído medio o barotitis media. Es causada por la incapacidad de igualar las presiones; da lugar a sangrado de la membrana timpánica o su rotura, y puede causar la pérdida de audición conductiva. El intento de expulsar aire por las trompas de Eustaquio para nivelar la presión, tapando la boca y la nariz e intentando expeler aire con fuerza (maniobra de Valsalva) puede causar un barotrauma en el oído interno, con la rotura de la ventana redonda u oval. Los síntomas incluyen acúfenos, pérdida sensorial-neural de la audición y vértigo. Si hay obstrucción de los orificios sinusales en el descenso, una compresión casual puede causar el sangrado de los senos frontales o maxilares, ocasionando dolor y epistaxis.

El barotrauma durante el ascenso es debido a la expansión de gas en las cavidades de cuerpo. En el oído medio, la diferencia de presión por la expansión asimétrica puede causar vértigo alternobárico. Aunque raro, “el apretón inverso” puede afectar el oído o los senos durante el ascenso, con roturas. La superinflación pulmonar, y hasta la rotura del pulmón, pueden ocurrir durante subidas rápidas causadas por el pánico, si los buzos dejan de exhalar o si existen trampas de aire pulmonares intrínsecas (p. ej., COPD [chronic obstructive pulmonary disease] EPOC), resultando en un neumomediastino, un enfisema subcutáneo, o en un neumotórax. La consecuencia más importante es el embolismo gaseoso arterial cerebral (CAGE, cerebral arterial gas embolism). Los síntomas neurológicos ocurren durante la subida o inmediatamente después de llegar a la superficie e incluyen desmayo, ataques, ceguera, desorientación, hemiplejía u otras señales de accidente cerebrovascular.

Los buzos que usan aire comprimido, los obreros de túneles, y los pilotos de grandes alturas, pueden presentar el síndrome de descompresión (DCS, decompression sickness). En los buzos, usualmente resulta de exceder los límites de la tabla de buceo en profundidad y tiempo. El DCS puede ocurrir en un lapso de minutos a ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.