Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El monóxido de carbono (CO, carbon monoxide) es un gas incoloro, inodoro y no irritante, que desplaza al oxígeno de la hemoglobina, lo que resulta en una hipoxia tisular precoz y un daño neurológico retardado. Las fuentes de exposición al monóxido de carbono incluyen la combustión incompleta de cualquier combustible carbonoso (p. ej., gasolina, queroseno, gas natural y carbón vegetal) o el metabolismo del cloruro de metileno inhalado (removedor de pintura).

CUADRO CLÍNICO

El historial de exposición a motores o calefactores que funcionan con gas o propano; la inhalación de humo; o las múltiples víctimas con el estado mental alterado, acidosis o coma, deberían alertar a cualquiera sobre la posibilidad de intoxicación por monóxido de carbono. El cuadro clínico de intoxicación por monóxido de carbono es altamente variable, y se relaciona principalmente con los efectos hipóxicos sobre la salud cardiovascular y los sistemas neurológicos (tabla 127-1). Los síntomas varían desde “similares a la gripe”, tales como dolor de cabeza, mareos, náuseas y vómitos, hasta el coma. El “hallazgo clásico” de labios rojo-cereza se ve raramente en pacientes vivos. Los pacientes con una intoxicación significativa pueden experimentar problemas neurológicos y cognitivos a largo plazo.

TABLA 127-1

Signos y síntomas de envenenamiento agudo por monóxido de carbono

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

La cooximetría sanguínea es la prueba más confiable para diagnosticar el envenenamiento por monóxido de carbono. Aunque los niveles elevados de carboxihemoglobina (COHb, carboxyhemoglobin) confirman la exposición, no se correlacionan, necesariamente, con los síntomas o la prognosis. La línea base de la COHb puede ser tan alta, como 5% en no fumadores y 10% en fumadores. Los niveles más altos sugieren una exposición al CO. El uso de cabecera de la cooximetría de pulsos, para detectar la exposición al CO en la unidad de emergencia (UE), aún sigue bajo investigación.

El pulso estándar de oximetría no es fiable en presencia de la COHb incrementada, ya que las lecturas de saturación de oxígeno serán, artificialmente, altas o normales. Las anormalidades adicionales en las pruebas de laboratorio e imagenología, vistas en pacientes sintomáticos, pueden incluir acidosis metabólica de fisura de anión elevada, lactato elevado, creatina fosfoquinasa elevada, troponina elevada, cambios de ECG consistentes con isquemia y lesiones bilaterales del globo pálido, en las imágenes cerebrales.

El diagnóstico diferencial es amplio debido a la naturaleza no específica de los síntomas que incluye señales parecidas a una gripe, gastroenteritis, exposición a otras toxinas y causas infecciosas de cambios del estado mental. El daño potencial cardiovascular tras la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.