Skip to Main Content

CUADRO CLÍNICO

Las lesiones en la pierna y el pie se atienden usualmente en el departamento de emergencias. El mecanismo de la lesión determina la probabilidad de que se dañe el tejido subyacente, el riesgo de que se retenga algún cuerpo extraño y el grado potencial de contaminación. Consúltese el capítulo 9 para obtener información adicional sobre cómo evaluar y preparar las heridas para su curación. Al igual que en otras lesiones de extremidades, evaluar la posición de las extremidades en el momento de la lesión, y replicarla durante la evaluación de la herida, puede ayudar a descubrir lesiones ocultas del tendón.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Valore las heridas de las extremidades inferiores para detectar cualquier lesión nerviosa, vascular o tendinosa asociada. Evalúe la función motriz y sensorial distal y compare los hallazgos en la extremidad lesionada con el lado contralateral. La función sensorial se evalúa mejor antes de suministrar los agentes anestésicos, pero una valoración completa de la función motora y la exploración de la herida puede ser más fácil de realizar luego de la anestesia. Evalúe el nervio peroneo superficial (inversión del pie) el nervio peroneo profundo (inversión de pie y dorsiflexión del tobillo) y el nervio tibial (flexión plantar del tobillo). Mueva la extremidad a través de su intervalo completo de movimiento para excluir la lesión del tendón. Examine la función de cada tendón de manera individual e inspeccione visualmente la herida en reposo y en movimiento para descartar una laceración parcial. Evalúe el extensor hallucis longus (extensión del dedo gordo del pie con inversión del tobillo), tibial anterior (dorsiflexión e inversión del tobillo), y tendón de Aquiles (flexión plantar del tobillo e inversión).

Usualmente no se indican estudios de laboratorio para lesiones simples. Considere la posibilidad de tomar radiografías si hay sospecha de fractura o algún cuerpo extraño radiopaco. La ultrasonografía también puede ser útil para identificar un cuerpo extraño, una lesión del tendón o una anomalía ósea.

ATENCIÓN Y DISPOSICIÓN DE LA UNIDAD DE URGENCIAS

Recomendaciones generales

  1. Véase el capítulo 9 para una discusión sobre la preparación de heridas. Es importante la exploración meticulosa de la herida y el riego de las heridas en las extremidades inferiores.

  2. Las heridas en las extremidades inferiores pueden estar bajo mayor tensión que las de un miembro superior. Considere realizar un cierre en capas con material 4-0 absorbible para cerrar la fascia y suturas interrumpidas 4-0 no absorbibles para cerrar la piel, cuando sea apropiado. Este tipo de cierre estratificado usualmente no se requiere para las heridas en el pie.

  3. Cuando sea posible, evite la colocación de suturas profundas absorbibles en los pacientes con diabetes, inmunocompromiso o cambios en la estasis venosa (flujo limitado) debido a un mayor riesgo de infección.

  4. Determine el estado de la inmunización antitetánica de cada paciente y actualícelo de ser necesario (véase el capítulo 94).

  5. El pegamento ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.