Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La identificación de infecciones en el sistema nervioso central (CNS, central nervous system) puede ser un desafío para los médicos en la unidad de emergencia (UE) ya que a menudo se requieren pruebas invasivas para diagnósticos definitivos. La meningitis bacteriana, la encefalitis viral, el absceso cerebral y el absceso espinal epidural son emergencias potencialmente mortales que se presentan en un inicio con un espectro de síntomas no específicos que pueden dificultar el diagnóstico temprano. Es importante diferenciar estas afecciones de la meningitis viral u otras afecciones que pueden tratarse con cuidados de apoyo cuando se sospecha una infección del CNS.

MENINGITIS Y ENCEFALITIS

Cuadro clínico

La meningitis es la inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. La meningitis bacteriana es una inflamación causada por una infección, a menudo con organismos encapsulados, y es una emergencia que pone en peligro la vida. Incluso con un tratamiento apropiado y oportuno, esta infección emergente del CNS puede tener una morbilidad y mortalidad significativas. La meningitis aséptica se diagnostica cuando dicha inflamación se debe a causas distintas a la infección bacteriana, como reacciones a medicamentos, afecciones reumatológicas o infecciones no bacterianas como hongos o virus. Los enterovirus y los echovirus son las causas más comunes de meningitis aséptica.

La tríada clínica clásica de la meningitis es la fiebre, la rigidez del cuello y el estado mental alterado, aunque menos de la mitad de los pacientes presentará inicialmente estas tres características. El dolor de cabeza es un síntoma común y a menudo hay fiebre. Muchos síntomas iniciales como dolor de cabeza, fiebre, dolor de cuello, náuseas y vómitos no son específicos y se superponen con otras afecciones más comunes, lo que puede hacer que el diagnóstico temprano sea un desafío, especialmente en pacientes muy jóvenes y muy ancianos.

Los hallazgos físicos a menudo incluyen fiebre, y cuando se sospecha una infección del CNS, los médicos deben evaluar la presencia de signos meníngeos como rigidez nucal (rigidez extrema en el cuello), signo de Kernig (dolor en la espalda y las piernas con flexión de la cadera y extensión de la rodilla) y el signo de Brudzinski (flexión de las caderas con flexión pasiva del cuello), aunque se ha demostrado que estos hallazgos descritos tienen típicamente poca sensibilidad para la meningitis. Evalúe el estado mental y busque posibles déficits neurológicos que puedan acompañar a las infecciones del CNS, como las parálisis del nervio craneal u otros hallazgos focales. Examine la piel en busca de petequias, hemorragias en astillas u otros hallazgos relacionados con la infección sistémica.

La encefalitis es una infección, a menudo viral, que causa inflamación del CNS. Diferentes patógenos virales, incluido el virus del herpes simple (HSV, herpes simplex virus), constituyen la causa más tratable de encefalitis. Los pacientes con encefalitis viral aguda presentarán muchos de los mismos signos y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.