Skip to Main Content

FARINGITIS Y AMIGDALITIS

Cuadro clínico

La faringitis/amigdalitis viral puede presentarse con fiebre, odinofagia y lesiones petequiales o vesiculares en el paladar blando y las amígdalas. En comparación con la faringitis bacteriana, la faringitis viral se asocia más a menudo con tos, rinorrea y congestión. Las infecciones virales generalmente carecen de exudados amigdalinos y adenopatía cervical. La faringitis bacteriana, en especial la faringitis por estreptococo β-hemolítico del grupo A (GABHS, group A β-hemolytic streptococcus), se presenta con inicio agudo de fiebre, dolor de garganta, odinofagia y, a menudo, dolor de cabeza. Los pacientes con frecuencia muestran eritema amigdalino, exudados y adenopatía cervical anterior dolorosa. Por lo general, hay ausencia de tos, conjuntivitis y rinorrea.

Diagnóstico diferencial

Los criterios de Centor para la faringitis por GABHS son 1) exudados amigdalinos, 2) adenopatía cervical anterior sensible, 3) ausencia de tos y 4) fiebre. Realice una prueba rápida de antígeno en pacientes con dos o más criterios y trate según los resultados de la prueba rápida. Pruebas de diagnóstico adicionales deben realizarse si se sospecha de mononucleosis, influenza o síndrome retroviral agudo.

Cuidados y disposición en la unidad de emergencia

  1. Las causas no bacterianas se tratan con cuidados de apoyo: antipiréticos, analgésicos y líquidos por vía intravenosa, si el paciente está deshidratado.

  2. Trate la faringitis GABHS con una dosis única de penicilina benzatínica G 1.2 millones de unidades IM (intramuscular), penicilina VK 500 mg PO (por vía oral) dos veces al día durante 10 días, o amoxicilina 500 mg dos veces al día o 1 000 mg por día. Trate a los pacientes alérgicos a la penicilina con una cefalosporina de primera generación o clindamicina.

ABSCESO PERIAMIGDALINO

Cuadro clínico

Los pacientes parecen enfermos y con frecuencia se quejan de dolor de garganta, fiebre, odinofagia, trismo y disfagia. Se puede notar una voz amortiguada. La amígdala infectada generalmente se desplaza medialmente, provocando una desviación contralateral de la úvula.

Diagnóstico diferencial

Las condiciones adicionales a considerar incluyen celulitis periamigdalina, mononucleosis infecciosa, absceso retrofaríngeo, amigdalitis por herpes simplex, neoplasia y aneurisma de la arteria carótida interna. El diagnóstico generalmente se realiza a través de la historia y el examen físico. Si el diagnóstico está presente, la ecografía intraoral es muy sensible y específica. La tomografía computarizada con contraste puede emplearse si existe preocupación por la extensión de la infección más allá del espacio periamigdalino.

Cuidados y disposición en la unidad de emergencia

  1. El absceso periamigdalino se trata con una aspiración con aguja de 18 G o con incisión y drenaje (I&D) después de la anestesia local. Corte la funda de plástico de la aguja a aproximadamente 1 cm de su punta para evitar que penetre hasta el nivel de la arteria carótida interna...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.