Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los médicos de urgencias deben conocer los numerosos mecanismos únicos de lesión y las características clínicas asociadas con los pacientes con traumatismos geriátricos y aplicar principios de gestión especiales cuando los cuiden.

CUADRO CLÍNICO

Las caídas son la causa más común de lesiones mortales y no mortales en personas ≥65 años de edad. El síncope, que ha sido implicado en muchos casos, puede ser secundario a arritmias, acumulación venosa, trastorno autonómico, hipoxia, anemia o hipoglicemia. Los accidentes automovilísticos son la segunda causa más común de lesiones en los ancianos y son la principal causa de muerte. Los peatones mayores golpeados por un vehículo de motor son mucho más propensos a morir que los peatones más jóvenes. También se deben considerar las lesiones intencionales y las causadas por negligencia.

Evalúe al paciente con trauma geriátrico como paciente médico y como paciente de trauma. Dado que los pacientes de edad avanzada pueden tener un historial médico importante que afecte su atención traumatológica, es vital obtener una historia clínica precisa. Los familiares, los registros médicos y el médico de cabecera del paciente pueden ser útiles para reunir información sobre el evento traumático y el nivel de funcionamiento previo del paciente. Documente medicamentos, como agentes cardiacos, diuréticos, psicotrópicos y anticoagulantes. Investigar la causa de una caída puede descubrir causas médicas subyacentes graves o prevenir futuros traumas.

En el examen físico es esencial la verificación frecuente de los signos vitales. Evite sentirse tranquilizado por los signos vitales “normales”. Una respuesta taquicárdica normal al dolor, la hipovolemia o la ansiedad pueden estar ausentes o atenuadas en el paciente de trauma anciano. Los medicamentos como los betabloqueantes pueden enmascarar la taquicardia y retrasar la reanimación adecuada. La presión sanguínea también es engañosa en el paciente anciano. Debido a la alta incidencia de hipertensión subyacente, considere el uso de un punto de corte más alto para la hipotensión que en pacientes más jóvenes. En pacientes con traumatismo cerrado ≥65 años, la mortalidad aumenta cuando la presión arterial sistólica desciende por debajo de 110 mm Hg y la frecuencia cardiaca supera los 90 latidos por minuto.

Preste especial atención a las variaciones anatómicas que pueden dificultar el manejo de la vía aérea. Éstas incluyen la presencia de dentaduras postizas, artritis cervical o artritis de la articulación temporomandibular. Una encuesta secundaria exhaustiva es esencial para descubrir lesiones menos graves. Estas lesiones “menores” pueden no ser lo suficientemente graves como para causar problemas durante la reanimación inicial, pero de manera acumulativa pueden causar una morbilidad y mortalidad significativas. Pacientes con trauma geriátrico que aparentan estar estables pueden deteriorarse rápidamente y sin advertencia.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Lesión craneal

Nunca asuma que las alteraciones en el estado mental se deben únicamente a cualquier demencia subyacente o senilidad cuando se evalúa el estado mental del paciente anciano. Las personas de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.