Skip to Main Content

INCIDENCIA

La enfermedad mental afecta a 26.2% de la población adulta del mundo en un año dado.

DEMENCIA

La demencia es un trastorno que consiste en una perturbación generalizada en la cognición que deteriora la memoria, la abstracción, el juicio, la personalidad y funciones altamente fundamentales como el lenguaje. Su inicio es típicamente gradual y el nivel de conciencia normal del paciente se mantiene. La presencia del deterioro cognitivo global se puede detectar mediante el uso de un examen convencional como el miniexamen del estado mental o prueba del dibujo del reloj. Se deben buscar causas potencialmente reversibles de la demencia incluyendo trastornos metabólicos y endocrinos, efectos adversos e interacciones medicamentosas y depresión.

Delirio

El delirio se caracteriza por un desarrollo agudo del deterioro en la función cognitiva, disminución del nivel de conciencia, falta de atención y percepciones sensoriales erróneas que fluctúan en el transcurso de las horas. Las alucinaciones visuales son comunes. El delirio a menudo se pasa por alto en la UE (unidad de emergencias) y se asocia con una alta tasa de mortalidad. Las causas del delirio deben buscarse y tratarse. Las causas incluyen infección, anomalías electrolíticas, ingestión de medicamentos y toxinas y lesiones en la cabeza.

Trastornos amnésicos

Los pacientes amnésicos no pueden aprender nueva información o recordar información previamente aprendida. La amnesia puede deberse a un trauma cerebral, accidente cerebrovascular, lesión cerebral anóxica, abuso de sustancias y deficiencias nutricionales crónicas.

Trastornos por uso de sustancias

La intoxicación es un síndrome exógeno inducido por sustancias que conllevan a un comportamiento desadaptativo y a la alteración del funcionamiento cognitivo y la actividad psicomotora. El juicio, la percepción, la atención y el control emocional pueden ser afectados. Los síntomas de abstinencia de sustancias pueden desarrollarse cuando la cantidad ingerida es reducida o detenida. Los síntomas y el momento de la abstinencia dependen de la sustancia de abuso.

Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos

La esquizofrenia es una enfermedad crónica caracterizada por síntomas positivos como alucinaciones, delirios, habla o comportamiento desorganizado, o comportamiento catatónico y síntomas negativos como afecto embotado, retraimiento emocional, falta de espontaneidad, anhedonia o problemas de atención. La enfermedad crónica se distingue por un deterioro cognitivo con asociaciones sueltas o incoherencias y la relativa ausencia de un trastorno del estado de ánimo. Los pacientes pueden presentarse en el servicio de urgencias por empeoramiento de la psicosis, ideas suicidas, crisis, comportamiento extraño o violento o episodios de reacciones adversas a medicamentos. Los medicamentos antipsicóticos típicos, como el haloperidol, tratan eficazmente los síntomas positivos, y los medicamentos antipsicóticos atípicos más nuevos, como aripiprazol, quetiapina, olanzapina, risperidona, ziprasidona y clozapina, tratan eficazmente los síntomas positivos y negativos. El diagnóstico de trastorno esquizofreniforme se realiza cuando un individuo experimenta síntomas y muestra signos consecuentes con la esquizofrenia por menos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.