Skip to Main Content

TRASTORNO DE PÁNICO

El trastorno de pánico se manifiesta con una amplia variedad de síntomas que simulan otros problemas médicos importantes.

Cuadro clínico

El trastorno de pánico se define como ataques de pánico recurrentes seguidos de un mes o más de preocupación persistente por futuros episodios o cambios de desadaptación en el comportamiento relacionados con el ataque. Los episodios comienzan inesperadamente, con picos de gravedad en 10 minutos y los síntomas duran hasta una hora. Los síntomas de los ataques de pánico incluyen palpitaciones, sudoración, dificultad para respirar, temblores o agitación, sensación de ahogo, dolor o malestar en el pecho, náuseas o malestar abdominal, mareos o aturdimiento, parestesias, escalofríos o sofocos, miedo a perder el control, miedo a morir y la desrealización o despersonalización.

Diagnóstico diferencial

El trastorno de pánico es un diagnóstico de exclusión porque sus síntomas y signos se asemejan a los de muchos trastornos potencialmente mortales. Una historia y un examen físico completos y, cuando se indiquen, otros exámenes, ayudan a descartar estos trastornos que amenazan la vida. La tabla 186-1 muestra el diagnóstico diferencial de los ataques de pánico.

TABLA 186-1

Diagnóstico diferencial médico de los ataques de pánico

Cuidados y disposición en la unidad de emergencias

  1. Después de excluir las causas de los síntomas que ponen en peligro la vida, eduque al paciente y asegúrele que el trastorno de pánico es una enfermedad que puede tratarse de manera efectiva.

  2. Las benzodiacepinas, como alprazolam 0.25 a 1 mg PO (por vía oral) o lorazepam 0.5 a 1 mg PO/IV (intravenoso), se usan para controlar los síntomas agudos. Para el tratamiento de mantenimiento se prefieren los antidepresivos, tales como los inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina (SSRI, selective serotonin reuptake inhibitors) y los inhibidores de la recaptura de serotonina-norepinefrina (SNRI, serotonin-norepinephrine reuptake inhibitors). Idealmente, se debe realizar un seguimiento si se envía al paciente a casa con una prescripción de benzodiacepina o SSRI/SNRI. Se debe tener precaución al prescribir las benzodiacepinas a ciertas poblaciones, como drogadictos, pacientes geriátricos y personas con trastornos respiratorios.

  3. Pregunte al paciente si ha tenido pensamientos suicidas, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.