Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El choque cardiogénico se produce cuando el gasto cardiaco es insuficiente para las demandas metabólicas de los tejidos. Es comúnmente causado por un infarto agudo de miocardio (IAM) con daño extenso del tejido cardiaco, alteración de la contractilidad cardiaca ventricular derecha, o la subsiguiente ruptura de un músculo papilar. Otras causas potenciales del choque cardiogénico incluyen cardiotoxicidad por efectos de fármacos, infecciones como miopericarditis o endocarditis, y disfunción cardiaca mecánica causada por valvulopatía, embolia pulmonar, taponamiento cardiaco o contusión miocárdica. El tratamiento precoz y la estabilización de los pacientes que sufren de choque cardiogénico son importantes, ya que la mortalidad se aproxima a 50% para un IAM complicado con choque cardiogénico.

CUADRO CLÍNICO

Una característica distintiva de todo tipo de choque es la hipoperfusión tisular y la consecuente manifestación de esta falta de suministro sanguíneo adecuado de órgano final. El choque cardiogénico generalmente se presenta con hipotensión (presión arterial sistólica [PAS] <90 mm Hg), aunque la PAS puede ser mayor de 90 mm Hg en algunos pacientes como los que padecen hipertensión preexistente e incontrolada. La taquicardia sinusal se observa con frecuencia, pero puede estar ausente en pacientes que están tomando medicamentos que pueden inhibir una respuesta taquicárdica apropiada como los β-bloqueadores. Evidencia de hipoperfusión del tejido fino de órganos en choque cardiogénico puede incluir piel fría o veteada, oliguria, o estado mental alterado. La insuficiencia ventricular izquierda puede presentarse con hallazgos respecto al edema pulmonar agudo como taquipnea, estertores, silbidos al respirar y esputo espumoso. Pacientes con hipotensión que tienen distensión venosa yugular sin edema pulmonar pueden estar sufriendo de insuficiencia ventricular derecha debido a infarto, taponamiento cardiaco o embolia pulmonar. La presencia de un nuevo soplo cardiaco en la auscultación cardiaca puede representar un defecto septal ventricular o una disfunción valvular aguda debido a disfunción muscular papilar o ruptura de cuerdas tendinosas que se pueden manifestar clínicamente como choque cardiogénico.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Una vez que se ha diagnosticado el choque, la tarea clave para el clínico es diferenciar el choque cardiogénico del choque causado por otra enfermedad como la hipovolemia, la sepsis generalizada o el choque neurogénico. La evaluación de un paciente hipotenso para detectar signos de sangrado gastrointestinal, deshidratación grave, fuentes potenciales de infección significativa o la presencia de nuevos déficits neurológicos puede ayudar a establecer un diagnóstico.

Cuando se sospecha choque cardiogénico, un electrocardiograma (ECG) es apropiado para ayudar en la detección de isquemia cardiaca aguda o infarto, arritmias, anomalías electrolíticas o signos de toxicidad por fármacos con manifestaciones cardiacas. La depresión del segmento ST en las derivaciones laterales del ECG puede ser sugestiva de un infarto ventricular derecho, que está asociado con aumento de la mortalidad y puede no manifestarse con elevación del segmento ST en un ECG estándar de doce derivaciones. Busque edema pulmonar, mediastino ensanchado, agrandamiento de la silueta cardiaca u otros diagnósticos alternativos como neumonía o neumotórax ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.