Skip to Main Content

BRONQUITIS

La bronquitis aguda es una infección que se produce comúnmente, es autolimitada y provoca cambios inflamatorios dentro de las vías respiratorias de mayor tamaño. Al compartir los patógenos virales de las infecciones de las vías respiratorias superiores, incluidos los del resfriado común, la bronquitis aguda a menudo es causada por uno de los siguientes agentes: virus de la influenza A o B, adenovirus, rinovirus, virus parainfluenza, virus sincitial respiratorio o coronavirus. Mucho menos frecuentes en etiología, los patógenos bacterianos Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Chlamydia pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae y Bordetella pertussis pueden dar lugar a manifestaciones más graves en poblaciones de mayor edad, especialmente en aquellos con comorbilidades aumentadas.

Cuadro clínico

La tos predominante de la bronquitis aguda puede ser productiva y puede durar hasta tres semanas. La purulencia del esputo suele ser indicativa de células inflamatorias de vías respiratorias desprendidas y, aisladamente, no indica una etiología bacteriana. La bronquitis, por lo general, carece de los síntomas y signos sugestivos de neumonía, específicamente fiebre >38 °C (100.4 °F), frecuencia cardiaca adulta >100 latidos/min y/o frecuencia respiratoria adulta >24 respiraciones/min. Puede haber sibilancia.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico de bronquitis aguda puede realizarse clínicamente con los siguientes criterios: a) tos de inicio agudo (menos de tres semanas de duración), b) ausencia de antecedentes de enfermedad pulmonar crónica, c) signos vitales normales y d) ausencia de anomalías auscultatorias que sugieran neumonía. La oximetría de pulso está indicada si el paciente describe disnea o le falta el aliento. La prueba de flujo máximo al lado de la cama puede revelar reducciones en el volumen espiratorio forzado en 1 segundo. No se requiere una radiografía de tórax en pacientes no ancianos que parecen no tóxicos. Considere pertussis en adolescentes y adultos jóvenes cuya tos persiste más allá de 2 a 3 semanas, particularmente si exhiben paroxismos por tos con vómitos prominentes después de la tos o exposición a pertussis.

Cuidado y disposición de la unidad de emergencia

  1. El uso de antibióticos para la bronquitis aguda, aunque es comúnmente solicitado por los pacientes y recetado por médicos, no confiere beneficios clínicamente relevantes en una enfermedad viral, pero produce efectos secundarios tales como malestar gastrointestinal, vaginitis y futura resistencia a los patógenos.

  2. Si se sospecha de pertussis, prescriba azitromicina 500 mg por vía oral el día 1, seguido de 250 mg por vía oral los días 2 a 5. Este tratamiento no acorta la enfermedad, pero disminuye los ataques de tos y limita la transmisión de la enfermedad.

  3. Los pacientes con evidencia de obstrucción del flujo de aire que son tratados con broncodilatadores experimentan una desaparición más rápida de la tos. Dos inhalaciones de albuterol cada 4 a 6 horas usando un inhalador de dosis medida y espaciador proporcionan alivio sintomático en la disnea y la tos.

  4. Considere la posibilidad de agentes adicionales para la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.