Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El dolor abdominal agudo puede deberse a numerosas etiologías incluyendo las gastrointestinales, genitourinarias, cardiovasculares, pulmonares, musculoesqueléticas, dermatológicas, neurogénicas y otras fuentes viscerales, y las parietales que crean dolor referido al abdomen.

CUADRO CLÍNICO

Considere las amenazas inmediatas a la vida que podrían requerir una intervención de emergencia. Indique el momento del inicio del dolor; carácter, gravedad, ubicación del dolor y su referencia (figura 35-1); factores agravantes y aliviantes, y episodios previos similares. Síntomas cardiorrespiratorios, como dolor de tórax, disnea y tos; síntomas genitourinarios, como disuria, dolor y flujo vaginal, y cualquier historia de trauma debe ser considerada. En pacientes mayores también es importante obtener un historial de infarto de miocardio, disritmias, coagulopatías y vasculopatías. Las historias del pasado médico y quirúrgico deben tenerse en cuenta, así como debe obtenerse una lista de medicamentos, particularmente esteroideos, antibióticos o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). En pacientes femeninas está indicada una historia ginecológica completa.

FIGURA 35-1

Diagnóstico diferencial del dolor abdominal agudo por localización. AKA: cetoacidosis alcohólica; DKA: cetoacidoisis diabética; LLL: lóbulo inferior izquierdo; RLL: lóbulo inferior derecho.

El examen físico debe incluir la apariencia general del paciente. Aquellos con peritonitis tienden a permanecer quietos. La piel debe ser evaluada por palidez, ictericia o sarpullido. Los signos vitales deben revisarse para detectar signos de hipovolemia debido a pérdida de sangre o depleción de volumen. Debido a los medicamentos y/o la fisiología del envejecimiento, los pacientes de edad avanzada pueden no presentar taquicardia frente a la hipovolemia o alguna enfermedad. Se debe tomar la temperatura central, sin embargo, la ausencia de fiebre no descarta la infección, particularmente en los ancianos. El abdomen debe inspeccionarse en busca de contorno, cicatrices, peristalsis, masas, distensión y pulsación. La presencia de hiperactividad y sonido timpánico del intestino aumenta la probabilidad de obstrucción del intestino delgado.

La palpación es el aspecto más importante del examen físico. El abdomen y los genitales deben evaluarse para la sensibilidad, protección, masas, organomegalia y hernias. La sensibilidad al rebote, a menudo considerada como el criterio clínico estándar de peritonitis, tiene varias limitaciones importantes. En pacientes con peritonitis, la combinación de rigidez, sensibilidad referida, y, especialmente, el dolor de la tos generalmente proporciona suficiente confirmación diagnóstica; La sensibilidad de rebote falso positivo ocurre aproximadamente en uno de cada cuatro pacientes sin peritonitis. Esto ha llevado a algunos investigadores a concluir que la sensibilidad al rebote, en contraste con el dolor de la tos, no tiene valor predictivo. Una prueba útil y subutilizada para diagnosticar el dolor de la pared abdominal es la prueba de abdominales, también conocida como signo de Carnett. Después de la identificación del sitio de máxima sensibilidad abdominal, se le pide al paciente que doble sus brazos a través del pecho y se siente a mitad de camino. El examinador mantiene un ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.