Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El sangrado gastrointestinal (GI) es un problema común en la medicina de emergencia y se debe considerar una amenaza para la vida hasta que se demuestre lo contrario. La hemorragia digestiva alta aguda es más común que la hemorragia digestiva baja. El sangrado GI superior se define como el origen proximal al ligamento de Treitz.

Los sangramientos digestivos altos pueden ser el resultado de la enfermedad de la úlcera péptica, la gastritis y la esofagitis erosiva, las várices esofágicas y gástricas y el síndrome de Mallory-Weiss. Los sangrados gastrointestinales más bajos suelen ser el resultado de una enfermedad diverticular, seguida de colitis, pólipos adenomatosos y tumores malignos. Lo que inicialmente puede parecer un sangramiento digestivo bajo puede ser uno alto disfrazado.

CUADRO CLÍNICO

La mayoría de los pacientes se queja de hematemesis, emesis con café molido, hematoquecia o melena. Otros presentarán hipotensión, taquicardia, angina, síncope, debilidad y confusión. La hematemesis o emesis de café molido sugiere una fuente GI superior. Melena sugiere una fuente próxima al colon derecho. La hematoquecia (rojo brillante o granate) indica una lesión colorrectal más distal; sin embargo, aproximadamente 10% de la hematoquecia se puede asociar a hemorragia digestiva alta. La pérdida de peso y los cambios en los hábitos intestinales son síntomas clásicos de malignidad. Los vómitos y las arcadas, seguidos de la hematemesis, sugieren una lágrima de Mallory-Weiss. Se debe buscar un historial de uso de medicamentos o alcohol. Esta historia puede sugerir enfermedad de úlcera péptica, gastritis o várices esofágicas. Araña angiomata, eritema palmar, ictericia y ginecomastia sugieren enfermedad hepática subyacente. La ingestión de hierro o bismuto puede simular melena, y ciertos alimentos, como las remolachas, pueden simular hematoquecia. Sin embargo, las pruebas de hemo en heces (guayaco) serán negativas.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

El diagnóstico puede ser obvio con manifestaciones de hematemesis, emesis del suelo de café, hematoquecia o melena. Un examen cuidadoso de oído, nariz y garganta (ENT, ear, nose, and throat) puede excluir la sangre ingerida como fuente. La colocación de un tubo nasogástrico (NG, nasogastric) y la aspiración pueden detectar una hemorragia gastrointestinal superior oculta. Un aspirado NG negativo no excluye de manera concluyente una fuente GI superior. La prueba de guayaco del aspirado del NG puede arrojar resultados tanto falsos negativos como falsos positivos. Lo más confiable es la inspección total del aspirado para una apariencia sangrienta, granate o café molido. Un examen rectal puede detectar la presencia de sangre, su apariencia (rojo brillante, granate o melanótica) y la presencia de masas. Todos los pacientes con sangrado GI significativo requieren tipo y prueba cruzada para sangre. Otras pruebas importantes incluyen un hemograma completo, electrolitos, nitrógeno ureico en sangre, creatinina, glucosa, estudios de coagulación y pruebas de función hepática. El nivel inicial de hematocrito puede no reflejar la cantidad real de pérdida de sangre. El sangrado GI superior puede elevar el nivel de nitrógeno ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.