Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La diverticulitis es un trastorno gastrointestinal común que se produce cuando pequeñas hernias a través de la pared del colon, o divertículos, se inflaman o infectan.

CUADRO CLÍNICO

Clásicamente, la diverticulitis se presenta con dolor abdominal inferior izquierdo, fiebre, y leucocitosis. El síntoma más común es una incomodidad constante y profunda en el cuadrante inferior izquierdo del abdomen. El dolor puede ser constante o intermitente, con síntomas asociados de cambio en los hábitos intestinales (estreñimiento o diarrea), náuseas, vómitos y anorexia. Los síntomas del tracto urinario son menos comunes. Los pacientes con un colon sigmoide redundante, descendencia asiática o con enfermedad del lado derecho pueden quejarse de dolor en el área suprapúbica o cuadrante inferior derecho. La presentación puede simular otras enfermedades, como apendicitis.

Los pacientes tienen bajo grado de fiebre, pero la temperatura puede ser más alta en pacientes con peritonitis generalizada y en aquellos con un absceso. Los hallazgos físicos van desde dolor abdominal leve hasta dolor intenso, obstrucción, y peritonitis. Puede haber sangre oculta en las heces.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

El diagnóstico diferencial incluye apendicitis aguda, colitis (isquémica o infecciosa), enfermedad inflamatoria del intestino (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa), cáncer de colon, síndrome del intestino irritable, colitis pseudomembranosa, enfermedad de la vesícula biliar, hernia encarcelada, infarto mesentérico, enfermedad ulcerosa complicada, peritonitis, obstrucción, torsión del ovario, embarazo ectópico, quiste o masa ovárica, enfermedad inflamatoria pélvica, sarcoidosis, enfermedad vascular del colágeno, cistitis, cálculos renales, patología renal y enfermedad pancreática.

La diverticulitis se puede diagnosticar mediante la historia clínica y el examen solamente. En pacientes estables con presentaciones agudas similares anteriores, no son necesarias otras evaluaciones diagnósticas a menos que el paciente no mejore con tratamiento médico conservador. Si un paciente no tiene un diagnóstico previo o el episodio actual es diferente a episodios pasados, deben realizarse imágenes de diagnóstico para descartar otra patología intraabdominal y evaluar para complicaciones. La tomografía computarizada (CT, computed tomography) es la modalidad de imagen preferida por su capacidad para evaluar la gravedad de la enfermedad y la presencia de complicaciones. La CT con contraste intravenoso y oral ha documentado sensibilidades de 97% y especificidades cercanas a 100%. El ultrasonido de compresión depende del operador y se ha demostrado que tiene una sensibilidad y especificidad mayor que 80% con operadores experimentados. Las pruebas de laboratorio, como un conteo sanguíneo completo (CBC, complete blood count), las pruebas funcionales hepáticas y el análisis de orina no son diagnósticas, pero pueden ayudar a excluir otros diagnósticos.

CUIDADO Y DISPOSICIÓN EN LA UNIDAD DE EMERGENCIA

La atención en la unidad de emergencia (ED, emergency department) comienza con el reemplazo de líquidos y electrolitos, y el control del dolor y de las náuseas.

  1. Pacientes que aparecen mal, aquellos con dolor incontrolable, vómitos, signos peritoneales, signos de infección sistémica, comorbilidades ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.