Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los pacientes con enfermedad renal en etapa terminal (ESRD, end-stage renal disease), pueden sufrir complicaciones múltiples del proceso de su padecimiento y de su tratamiento. La diálisis urgente se requiere con mayor frecuencia para hipercalemia, acidosis metabólica intensa y edema pulmonar resistente a terapia alternativa. Consúltense los capítulos apropiados para el esclarecimiento sobre el manejo de la hipertensión, la insuficiencia cardiaca, los trastornos hemorrágicos y los trastornos electrolíticos.

COMPLICACIONES CARDIOVASCULARES

Los niveles elevados de troponina I y T son comunes, incluso en aquellos pacientes asintomáticos, y se asocian con un mayor riesgo a largo plazo de cardiopatía isquémica. El infarto de miocardio puede definirse por un aumento de 20% o más en el valor de troponina, con al menos un valor por encima del percentil 99. En la mayoría de los pacientes que comienzan diálisis se manifiesta hipertensión. El tratamiento incluye el control del volumen de sangre, seguido del uso de drogas bloqueadoras de adrenérgicos, inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, o agentes vasodilatadores. La insuficiencia cardiaca congestiva (CHF, congestive heart failure) puede ser causada por hipertensión, isquemia coronaria y enfermedad valvular, así como por miocardiopatía urémica, sobrecarga de líquidos, y fístulas arteriovenosas (AV) (disfunción sistólica). El tratamiento incluye oxígeno suplementario, presión positiva de dos niveles en las vías respiratorias, nitratos, inhibidores de la enzima conversora de angiotensina, y posiblemente furosemida de 60 a 100 mg IV, ya que su efecto vasodilatador pulmonar puede proporcionar alivio, incluso en pacientes oligúricos. La precarga puede reducirse aún más induciendo diarrea con sorbitol y con flebotomía (mínimo 150 mL). La sangre debe recolectarse en una bolsa de transfusión para que pueda ser transfundida nuevamente al paciente durante la diálisis posterior. La hemodiálisis (HD, hemodialysis) es el tratamiento definitivo. La pericarditis en pacientes con ESRD generalmente se debe a un empeoramiento de la uremia. Los cambios electrocardiográficos (ECG, electrocardiographic) típicos de la pericarditis aguda no siempre se observan. Los roces pericárdicos por fricción son más fuertes que en la mayoría de las otras formas de pericarditis, a menudo palpables, y con frecuencia persisten después de que se hayan corregido las anomalías metabólicas. La pericarditis urémica se trata con diálisis intensiva. El taponamiento cardiaco es la complicación más grave de la pericarditis urémica. Implica cambios en el estado mental, hipotensión o disnea. Un corazón agrandado en la radiografía de tórax puede sugerir su diagnóstico, y éste puede confirmarse con una ecocardiografía. Los derrames pericárdicos hemodinámicamente significativos requieren pericardiocentesis bajo guía fluoroscópica o ecográfica.

COMPLICACIONES NEUROLÓGICAS

La encefalopatía urémica se presenta con estado mental alterado, defectos cognitivos, pérdida de memoria, dificultad para hablar y asterixis. Los síntomas neurológicos progresivos de la uremia son las indicaciones más comunes para iniciar la HD. Debe mantenerse un diagnóstico de exclusión hasta que se hayan descartado las causas estructurales, vasculares, infecciosas, tóxicas y metabólicas de la disfunción neurológica presente. La neuropatía periférica ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.