Skip to Main Content

EMBARAZO ECTÓPICO

El embarazo ectópico (EP, ectopic pregnancy) es la principal causa de muerte materna en el primer trimestre. Los principales factores de riesgo incluyen antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica, procedimientos quirúrgicos en las trompas de Falopio, incluida la ligadura de trompas, EP previo, exposición a dietilestilbestrol, uso de dispositivos intrauterinos y técnicas de reproducción asistida. La ubicación extrauterina más común es la trompa de Falopio. Este diagnóstico debe considerarse en todas las mujeres en edad fértil que presenten dolor abdominal y/o sangrado vaginal.

Cuadro clínico

La clásica tríada de dolor abdominal, hemorragia vaginal y amenorrea utilizada para describir EP puede estar presente, pero muchos casos ocurren con hallazgos más sutiles. La presentación de signos y síntomas puede ser diferente en EP roto versus EP no roto. La ubicación del EP también determinará el cuadro clínico.

La gran mayoría de los EP se implantan en la porción ampular de las trompas de Falopio, pero las ubicaciones de implantación adicionales incluyen el cuello uterino, el abdomen y la cicatriz por cesárea. El 90% de las mujeres con EP se queja de dolor abdominal, del 50 a 80% tiene hemorragia vaginal; y 70% proporciona una historia de amenorrea. El dolor descrito puede ser repentino, lateralizado, extremo, o relativamente menor y difuso. La presencia de hemoperitoneo con irritación diafragmática puede hacer que el dolor se difiera al hombro o a la parte superior del abdomen. La presentación de signos vitales puede ser completamente normal, incluso con un EP roto. Existe una pobre correlación con el volumen del hemoperitoneo y los signos vitales en el EP. Puede haber bradicardia relativa, como consecuencia de estimulación vagal, incluso en casos con ruptura y hemoperitoneo.

Los hallazgos del examen físico son muy variables. El examen abdominal puede mostrar signos de dolor localizado o difuso con o sin signos peritoneales. Los hallazgos del examen pélvico pueden ser normales, pero con mayor frecuencia muestran sensibilidad al movimiento cervical, sensibilidad adnexial con o sin una masa, y posiblemente un útero agrandado. El sangrado vaginal, que varía de un manchado a sangramiento pesado, a menudo está presente. Los tonos cardiacos fetales pueden escucharse en casos de EP más allá de las 12 semanas de gestación.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico definitivo del EP se realiza por ultrasonido (US) o por visualización directa durante la cirugía. El diagnóstico de embarazo es fundamental para el diagnóstico de posible EP y necesita ser confirmado primero. Pruebas de embarazo en la orina (para gonadotropina coriónica humana urinaria-β [β-hCG]) es una prueba de detección cualitativa con un umbral de detección >20 mUI/mL de β-hCG. La prueba cualitativa de orina es de 95 a 100% sensible y específica en comparación con las pruebas de suero. Diluir la orina, particularmente cuando los niveles de β-hCG son <50 mUI/mL, puede dar lugar a un resultado falso negativo. Las pruebas de suero cuantitativo para el diagnóstico de embarazo son prácticamente 100% sensibles para detectar niveles de β-hCG >5 mUI/mL y se deben realizar cuando se considera el diagnóstico de EP, pero los ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.