Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las causas de la vulvovaginitis incluyen infecciones, sustancias irritantes, alergias, reacción a los cuerpos extraños y atrofia. La flora vaginal normal ayuda a mantener un pH ácido entre 3.8 y 4.5, lo que disminuye la proliferación de microorganismos patógenos.

VAGINOSIS BACTERIANA

La vaginosis bacteriana (BV, bacterial vaginosis) es la causa más común de secreción vaginal maloliente. Sin embargo, hasta 50% de las mujeres infestadas son asintomáticas. La BV ocurre cuando los lactobacilos de la vagina son reemplazados por anaeróbicos como Gardnerella vaginalis, Mycoplasma y Ureaplasma.

Cuadro clínico

El síntoma más común es la secreción vaginal maloliente o “de olor extraño”. Son poco comunes la irritación vaginal, la excoriación, las fisuras y el edema. Una combinación del historial, examen vaginal y pruebas en el punto de atención confirma el diagnóstico.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico puede hacerse si tres de los cuatro criterios están presentes: 1) secreción vaginal, 2) pH vaginal mayor a 4.5, 3) examen de amina positiva (olor extraño cuando se añade a la secreción KOH a 10%) y 4) células clave que se observan en la preparación húmeda salina.

Cuidados y disposición en la unidad de emergencia (ED, emergency department)

Trate con metronidazol, 500 mg por vía oral (PO) dos veces al día durante siete días. Como alternativa puede utilizarse clindamicina a 2%, crema intravaginal en la noche durante siete días, o metronidazol a 0.75% en gel intravaginal diariamente durante cinco días. El tratamiento no se recomienda para la pareja masculina o en mujeres asintomáticas. Para evitar una reacción tipo disulfiram, los pacientes tratados con metronidazol deben abstenerse de consumir alcohol durante el tratamiento y hasta 24 horas después de finalizarlo.

Todas las mujeres embarazadas sintomáticas deben ser tratadas, y las mujeres con alto riesgo de trabajo de parto prematuro deben ser consideradas para el tratamiento. El tratamiento preferido en el embarazo es metronidazol 250 mg PO dos veces al día durante siete días.

VAGINITIS POR CANDIDA

La Candida albicans es la segunda causa más común de vaginitis infecciosa. Las condiciones que promueven la vaginitis por Candida incluyen antibióticos sistémicos, diabetes, embarazo, terapia de reemplazo hormonal y píldoras anticonceptivas. La incidencia disminuye en pacientes posmenopáusicas. La candidiasis generalmente no se considera una enfermedad de transmisión sexual, aunque puede transmitirse sexualmente.

Cuadro clínico

El síntoma más común de la vaginitis por Candida es el prurito. Otros síntomas incluyen secreción vaginal, disuria externa y dispareunia. El examen puede revelar edema vulvar y vaginal, eritema y una secreción gruesa similar al queso cottage o requesón.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico se confirma si el pH vaginal es de 4 a 4.5 y la levadura en ciernes o las ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.