Skip to Main Content

CEFALEA

La cefalea en pediatría representa 1% de causa de las visitas al área de emergencia. En la mayoría de los casos, la cefalea posee una etiología benigna. Los factores relacionados con etiologías no benignas incluyen: la edad preescolar, la localización occipital, inicio reciente y la escasa habilidad del niño para describir las características del dolor.

Cuadro clínico

Las cefaleas se clasifican en primarias o secundarias. Las cefaleas primarias se asocian con un examen físico normal, son autolimitadas y recurrentes. Entre las cefaleas primarias destacan las funcionales: migraña, tensión y en racimo. Las secundarias son, en general, de origen anatómico (malformación vascular, tumorales) o infeccioso (sinusitis, absceso dental), y causan elevada morbilidad y mortalidad, si no reciben un tratamiento adecuado. La anamnesis y el examen físico deben estar enfocados en la identificación de causas secundarias de cefalea. Los antecedentes, que sugieren causas secundarias de cefalea, contemplan el inicio agudo, fiebre, rigidez de nuca, vómitos matutinos, cambios conductuales, alteraciones del estado mental, “el peor de todos los dolores de cabeza”, trastornos del sueño, trauma asociado o exposición a tóxicos y agravamiento al toser con la maniobra de Valsalva o al acostarse. En el examen físico se pueden encontrar alteraciones de la tensión arterial, rigidez nucal, tortícolis, ptosis, hemorragia retiniana o papiledema, defectos del campo visual y los hallazgos neurológicos: cambio del estado mental, ataxia y hemiparesia.

Diagnóstico diferencial

En pediatría las características de la cefalea que deben identificarse son la intensidad y calidad del dolor; edad del primer acontecimiento; factores precipitantes; localización, duración y síntomas asociados. El examen físico debe incluir un examen general detallado, en el que se prestará atención al sistema neurológico, nervios craneales, marcha, fuerza y estado mental. La tomografía computarizada (CT, computed tomography) se aplica para excluir la hemorragia intracraneal. Con el propósito de visualizar mejor la fosa posterior —la localización más común de los tumores cerebrales en edad pediátrica— se emplea la resonancia magnética. Los estudios de neuroimagen en los niños, sólo se indican en aquellos casos con un examen neurológico anormal; alteraciones en el estado de conciencia; convulsiones recurrentes, en caso de referir el “peor dolor de cabeza de la vida” o cambio en el tipo de cefalea.

Cuidados y disposición en la unidad de emergencia

  1. El tratamiento de las cefaleas secundarias consiste en erradicar sus causas.

  2. En las cefaleas primarias, los narcóticos no son recomendados. Las cefaleas comunes responden con 10 mg/kg de ibuprofeno o con 15 mg/kg de acetaminofén.

  3. Migrañas: proclorperazina a 0.15 mg/kg, metoclopramida a 0.1 mg/kg. El ketorolaco a 0.5 mg/kg está indicado como terapia abortiva de la migraña. Metoclopramida y proclorperazina, a menudo, se administran con difenhidramina a 1 mg/kg, para prevenir los efectos extrapiramidales. Los “cocteles de la migraña” contienen ketorolaco, proclorperazina o la metoclopramida y la difenhidramina. Sumatriptán de 5 a 10 mg (en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.