Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Este capítulo abarca algunas de las principales enfermedades de transmisión sexual que se encuentran comúnmente en Estados Unidos, con la excepción del virus de inmunodeficiencia humana (HIV, human inmunodeficiency virus) que se analiza en el capítulo 92. La vaginitis y la enfermedad inflamatoria pélvica (PID, pelvic inflammatory disease) se tratan por separado en los capítulos 63 y 64.

RECOMENDACIONES GENERALES

Las infecciones de transmisión sexual son un problema importante de la salud pública, y los proveedores de medicina de emergencia son comúnmente llamados a identificar, tratar y recomendar el seguimiento apropiado para estas condiciones. Las complicaciones de tales infecciones pueden contribuir a la infertilidad, el cáncer o las complicaciones urogenitales. Debido a problemas con el cumplimiento y al desafío de obtener cuidados de seguimiento consecuentes en algunas comunidades, se recomiendan regímenes de tratamiento con antibióticos de dosis única, cuando sea posible. Varias de estas infecciones ocurren con frecuencia juntas, y los proveedores deben considerar detección de infecciones coexistentes como HIV, sífilis y hepatitis. Haga prueba de embarazo, asesore el tratamiento de todas las parejas sexuales recientes y aconseje a los pacientes sobre el marco de tiempo apropiado para reanudar contacto. Los regímenes de tratamiento enumerados aquí son para pacientes adultas que no están embarazadas. Las recomendaciones de tratamiento actualizadas están disponibles en los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, Centers for Disease Control and Prevention), sitio web (www.cdc.gov) e incluyen pautas específicas para el tratamiento de niños y pacientes embarazadas. La publicación completa más reciente con pautas de tratamiento para las infecciones de transmisión sexual fue emitida por los CDC en 2010 y está disponible en https://www.cdc.gov/std/treatment/2010/default.htm

INFECCIONES POR CLAMIDIA

Cuadro clínico

Las infecciones por Chlamydia trachomatis en hombres se presentan con uretritis, epididimitos, orquitis, proctitis o síndrome de Reiter (uretritis no gonocócica, conjuntivitis y exantema). Las mujeres a menudo tienen cervicitis asintomática, pero también puede presentarse con flujo vaginal, manchas o disuria. Considere infección por clamidia en pacientes con piuria estéril. Las complicaciones pueden incluir PID, embarazo ectópico e infertilidad.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico de clamidia se realiza mejor con métodos de detección indirectos tales como ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas o sondas de DNA, que tienen sensibilidad de 75 a 90%. Los CDC recomiendan una prueba de amplificación de ácido nucleico (NAAT, nucleic acid amplification test) para ser utilizada como examen de detección para clamidia. Los tipos de muestras óptimas para NAAT son los hisopos vaginales de las mujeres y la primera captura de orina de los hombres.

Cuidados y disposición en la unidad de emergencia

  1. Azitromicina 1 g PO en una dosis única o doxiciclina 100 mg PO dos veces diariamente durante siete días es el tratamiento de elección para la uretritis no complicada o cervicitis por infección ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.