Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las infecciones de la piel y los tejidos blandos son comunes, y su evaluación y manejo exitosos implican una comprensión de la gravedad de la enfermedad. Las características de la infección y del paciente ayudan a orientar el tratamiento antibiótico apropiado, las opciones para pacientes ambulatorios y pacientes ingresados, y la terapia quirúrgica potencial.

STAPHYLOCOCCUS AUREUS RESISTENTE A METICILINA

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, methicillin-resistant Staphylococcus aureus) adquirido en la comunidad es una causa frecuente de infecciones de tejidos blandos en adultos y niños. Comprender las pautas de tratamiento para el MRSA adquirido en la comunidad es importante para controlar las infecciones de los tejidos blandos en la unidad de emergencia (UE).

Cuadro clínico

El MRSA adquirido en la comunidad causa lesiones en la piel que son típicamente calientes, rojas, sensibles y común de ordinario asociadas con abscesos de tejidos blandos que pueden estar drenando espontáneamente. Las lesiones por MRSA a menudo se confunden con picaduras de araña.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico de MRSA generalmente se basa en el cuadro clínico. Considere la probabilidad de MRSA adquirido en la comunidad para la infección de tejidos blandos donde S. aureus o Streptococcus se consideran patógenos etiológicos comunes. Esto incluye infecciones de la piel y tejidos blandos, así como sepsis y neumonía. La ecografía de cabecera puede ser útil para identificar colecciones de abscesos en casos donde el resultado del examen físico es ambiguo.

Cuidados y disposición en la unidad de emergencia

  1. Para muchas infecciones cutáneas por MRSA adquiridas en la comunidad en las que se han desarrollado abscesos, la incisión local y el drenaje son suficientes para tratar con éxito estas infecciones. La mayoría de los pacientes con función normal del sistema inmune no requerirá tratamiento adicional con antibióticos para abscesos pequeños sin celulitis acompañante o signos sistémicos de enfermedad grave cuando las lesiones se pueden incidir y drenar con éxito.

  2. Para pacientes con inmunocompromiso, enfermedad sistémica, celulitis circundante u otras características que provocan tratamiento con antibióticos, considere los antibióticos eficaces contra el MRSA cuando corresponda. Las opciones incluyen clindamicina 300 mg PO cuatro veces al día o trimetoprim/sulfametoxazol doble concentración dos tabletas dos veces al día durante 7 a 10 días. Considere agregar 300 mg de cefalexina cuatro veces al día para cubrir el Streptococcus cuando use trimetoprim/sulfametoxazol. Para infecciones graves, se recomienda vancomicina 1 g por vía IV cada 12 horas en el periodo del ingreso del paciente.

  3. Los pacientes en edades avanzadas, o aquellos que tienen signos sistémicos de enfermedad grave, comorbilidades significativas o grandes lesiones complicadas pueden beneficiarse de un ingreso con antibióticos parenterales y consulta quirúrgica cuando esté indicado.

INFECCIONES NECROTIZANTES DE TEJIDOS BLANDOS

Las infecciones necrosantes de los tejidos blandos son infecciones agresivas y potencialmente mortales. Estas infecciones ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.