Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las enfermedades virales se encuentran entre las razones más comunes por las que las personas acuden a una unidad de emergencia. Aunque muchas enfermedades virales son autolimitadas, algunas pueden ser potencialmente mortales, tener tratamientos específicos o tener implicaciones para la salud pública. Este capítulo analiza algunas de las infecciones virales específicas más comunes.

INFLUENZA

Las infecciones por influenza ocurren en todo el mundo con una actividad máxima que se encuentra en los climas templados entre finales de diciembre y principios de marzo. El virus de la influenza se traspasa por transmisión en aerosol o por microgotas desde el tracto respiratorio de personas infectadas o por contacto directo. Después de la exposición, el periodo de incubación es de aproximadamente 1 a 4 días, y el desprendimiento del virus comienza 24 horas antes del inicio de los síntomas.

Cuadro clínico

Los síntomas de la influenza a menudo son abruptos en el inicio e incluyen fiebre con escalofríos o temblores, dolor de cabeza, mialgia y malestar generalizado. Los síntomas adicionales pueden incluir tos, rinorrea, dolor de garganta y ganglios linfáticos cervicales agrandados y sensibles. Los pacientes de edad avanzada pueden no tener los síntomas clásicos y pueden presentar sólo fiebre, malestar general, confusión y/o congestión nasal. Casi 50% de los niños afectados tiene síntomas gastrointestinales asociados, pero éstos son inusuales en adultos. La fiebre generalmente dura de 2 a 4 días, seguida de la recuperación de la mayoría de los síntomas sistémicos dentro de los 3 a 7 días. La tos y el malestar pueden persistir durante varias semanas.

Las complicaciones respiratorias de la infección aguda incluyen neumonitis primaria por influenza, neumonía bacteriana secundaria, crup y exacerbación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Evite el uso de ácido acetilsalicílico en pacientes con influenza sospechada o confirmada debido a una asociación con el síndrome de Reye. Otras complicaciones poco frecuentes incluyen el síndrome de Guillain-Barré, la miocarditis y la pericarditis.

Diagnóstico diferencial

Se puede hacer un diagnóstico clínico de influenza durante un brote conocido usando la historia clínica y el examen físico. Los ensayos rápidos de antígenos pueden dar resultados en 15 minutos, pero tienen una sensibilidad variable (10 a 80%) que puede dar lugar a niveles más altos de resultados falsos negativos cuando la actividad de la influenza es alta. Aunque la especificidad es alta (90 a 95%), también pueden ocurrir resultados falsos positivos, especialmente cuando la actividad de la influenza es baja. Las pruebas de diagnóstico molecular están disponibles y son más sensibles y específicas que las pruebas de antígeno.

Durante la temporada de influenza, considere pruebas de diagnóstico en pacientes ambulatorios inmunocompetentes con alto riesgo de complicaciones de la influenza y dentro de los cinco días del inicio de los síntomas, y en pacientes inmunocomprometidos, independientemente del tiempo transcurrido desde el inicio de la enfermedad. Muchos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.