Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden ocurrir después del consumo de cualquier comida contaminada con bacterias, virus, parásitos, productos químicos o biotoxinas. Los virus más comunes son el astrovirus, el rotavirus, el adenovirus entérico y el norovirus; este último produce más de la mitad de todos los casos. La enfermedad bacteriana a menudo es más grave e incluye Salmonella no tifoidea, que es la causa más común de hospitalización y muerte asociada en Estados Unidos. Otras causas bacterianas pueden incluir Clostridium perfringens, Campylobacter spp., Listeria monocytogenes, Shigella spp., Escherichia coli productora de toxina Shiga, y Staphylococcus aureus. Entre las causas parasitarias se contemplan Giardia lamblia, Toxoplasma gondii, Entamoeba histolytica y Cryptosporidium. Además, los pacientes pueden experimentar síntomas de escombroidosis, o intoxicación por ciguatera después de ingerir algunos tipos de pescados asociados con estos síndromes inducidos por toxinas.

La ingestión o contacto con agua contaminada provoca la aparición de enfermedades transmitidas por el agua. Los síntomas más frecuentes son de naturaleza gastrointestinal o dermatológica. Los organismos causales incluyen a los que producen enfermedades transmitidas por los alimentos, así como especies de Vibrio, de Aeromonas, de Yersinia, Pseudomonas aeruginosa, hepatitis A, Mycobacterium no tuberculosa y otros menos comunes. El patógeno más observado en los brotes de enfermedades transmitidas por el agua es el Cryptosporidium.

CUADRO CLÍNICO

Los síntomas de enfermedades transmitidas por el agua y los alimentos comprenden náuseas, vómitos, diarreas, cólicos abdominales, fiebre, deshidratación y malestar general. Otro dato que apoya el diagnóstico es que la sintomatología la presentan simultáneamente varios familiares o personas asociadas. El examen físico puede revelar hallazgos de deshidratación y algunos pacientes tendrán sangre visible u oculta en las heces fecales. La prolongación de la enfermedad por más de dos semanas sugiere parásitos protozoarios. Las infecciones por Escherichia coli (E. coli) productora de la toxina Shiga, puede presentarse con vómitos, cólicos abdominales, diarrea sanguinolenta, fiebre leve, y tal vez se complique con el síndrome hemolítico urémico, especialmente si está prescrito tratamiento con antibiótico.

Los pacientes con escombroidosis o ciguatera manifiestan síntomas similares a otras enfermedades transmitidas por los alimentos, y, generalmente, se manifiestan de una a seis horas después de la ingestión. Además de las náuseas y los vómitos, los pacientes con intoxicación por escombroidosis con frecuencia tienen enrojecimiento y dolor de cabeza debido a una reacción mediada por histamina. Aquellos con intoxicación por ciguatera pueden tener dolor de cabeza, mialgias, parestesias, inversión de la sensación térmica, o sensibilidad a temperaturas extremas, debido a la despolarización de nervios mediada por los canales del sodio.

Las manifestaciones cutáneas de enfermedades transmitidas por el agua abarcan celulitis localizada, placas induradas dolorosas de Mycobacterium marinum, o infecciones necrosadas y bulla hemorrágica asociada con Vibrio vulnificus. Los pacientes con infecciones de la piel por Aeromonas hydrophila, a menudo, presentan un historial de trauma asociado con ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.