Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La experiencia humana es un asunto cuya complejidad escapa a la comprensión total, debido a que la configuran una multiplicidad de fuerzas: biológicas, psicológicas, químicas, sociales, físicas, económicas y políticas, entre otras. El hombre constantemente busca explicaciones y necesita conocer, describir e interpretar los hechos o fenómenos, comprender sus regularidades y poder predecirlos, y la investigación es uno de los posibles caminos para conseguirlo.

En la búsqueda de explicaciones, el hombre ha pasado por un proceso de evolución que lo ha llevado al desarrollo de diferentes paradigmas en la generación del conocimiento y enfoque de la investigación. Un paradigma es una forma de concebir el objeto de estudio, los fenómenos generales a estudiar, la naturaleza de sus métodos y técnicas, la información requerida y la forma de explicar, interpretar o comprender, según el caso, los resultados de la investigación realizada.

Así pues, de acuerdo con Rovere, al seleccionar y plantear un problema el investigador estará reflejando su percepción y posicionamiento ante él mismo y ante la realidad. Es decir, la investigación se ve influida por el marco referencial, político e ideológico del que la realiza, así como por el sistema de valores y creencias al analizar una situación; el investigador la analiza con base en su experiencia y según sus vivencias anteriores.

Toda investigación parte del interés de solucionar o encontrar respuestas a un problema; lo usual en investigación es que, al inicio, el problema no esté claramente definido, y generalmente el investigador comienza con un tema o área problema de investigación, del cual va surgiendo el problema específico. Expresiones del tipo: “La contaminación ambiental”, “La calidad de la educación en Argentina”, “El ADN y la regulación de la expresión de genes”, “La transición epidemiológica en México”, “Los trastornos de la conducta alimentaria y el rendimiento académico”, “La salud física en estudiantes de medicina”, son temas que requerirán una investigación y será necesario delimitar su alcance, pero éstos no son ejemplos de problemas de investigación. Un problema de investigación debe presentarse delimitado en forma de pregunta; la investigación de un tema puede ser el título de un libro o capítulo, pero no da lugar para la producción de una tesis, sirva ésta o no para la obtención de un grado académico.

Cuando se presentan los resultados de una investigación, por lo general no se describe cómo nació en el investigador la idea de realizarla; además, es poco usual que se describa el proceso a partir del cual las preguntas sobre la realidad cotidiana se convirtieron en científicas.

Cuando ya se cuenta con una idea de investigación, derivada de un estudio profundo sobre el tema, el investigador se encuentra en condiciones de plantear el problema de investigación. Esta etapa del proceso tiene una particular dificultad, ya que requiere por parte del investigador una gran iniciativa, creatividad, conocimientos previos del área que desea investigar, así como tomar en cuenta ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.