Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La epidemiología tiene como objetivo primordial estudiar la distribución de las enfermedades en las poblaciones y determinar sus agentes causales. De esta forma, la metodología epidemiológica, a lo largo de su evolución, ha desarrollado diferentes diseños de estudios que permiten evaluar una asociación entre un factor de riesgo o de protección y un determinado estado de salud.1, 2

Los estudios epidemiológicos se dividen en experimentales (de intervención) y observacionales, según el control que se tenga sobre la asignación de la exposición de interés. Los estudios observacionales son aquellos donde el investigador sólo describe y analiza objetos o situaciones, pero no interviene. Los estudios observacionales más empleados son los exploratorios, los descriptivos y los comparativos (analíticos).

En un estudio analítico se busca establecer factores de riesgo para ciertos problemas. Esto se realiza comparando dos o más grupos, algunos de los cuales tienen o desarrollan el problema y otros no. Dentro de éstos, los más empleados son los estudios de cohortes y los de casos y controles.3

Cohorte

Del latín cohors, cohortis: séquito, agrupación. Entre los romanos, cuerpo de infantería que comúnmente constaba de 500 hombres y era la décima parte de una legión. Por lo general, los veteranos ocupaban la primera y la última fila de la cohorte. Puede provenir del verbo latino cohortari, arengar, toda vez que la fuerza de la cohorte se ajustó generalmente al número de hombres que podían escuchar juntos la voz del jefe que les dirigía la palabra.

ESTUDIO DE COHORTE

También llamados follow up studies o estudios de seguimiento. Los estudios de cohorte son una estrategia epidemiológica clasificada como observacional y analítica, que ofrece ciertas ventajas cuando se quiere establecer la etiología de un problema de salud.

La característica más importante de este diseño es que observa a cada sujeto de forma repetida para registrar los casos de daño que aparecen a lo largo del tiempo de observación, y los sujetos de estudio se eligen de acuerdo con la exposición de interés; se puede seleccionar a un grupo expuesto y a un grupo no expuesto, y finalmente se evalúa en el tiempo para comparar la ocurrencia de algún evento de interés.

La categoría observacional se refiere a la imposibilidad que el investigador tiene de manipular la(s) variable(s) independiente(s), lo cual las diferencia de los estudios experimentales. Se consideran estudios analíticos, ya que sus resultados permiten realizar un análisis más sofisticado que en los estudios descriptivos; además, deben permitir la verificación de la hipótesis de trabajo.

Los estudios de cohorte se identifican como longitudinales, debido a que se realizan al menos dos mediciones a través del tiempo, y como prospectivos por su dirección causa-efecto. Se les denomina también estudios de incidencia, ya que permiten determinar la ocurrencia de un evento específico en un ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.