Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Si usted ya ha revisado varios capítulos de este libro es muy probable que su concepto del profesionalismo se haya ampliado. De manera general, la palabra profesionalismo siempre trae a la mente conceptos como ética, responsabilidad social, comunicación, respeto y, si bien todos ellos tienen aspectos en común, también puede resultar difícil agruparlos bajo un solo constructo.1 Imagine ahora lo complicado que es empatar este constructo con las tendencias actuales de la educación en ciencias de la salud, enseñarlo con las estrategias de enseñanza novedosas y evaluarlo con las perspectivas modernas.

En la primera parte de este capítulo la atención se centra en explicar los modelos de educación en ciencias de la salud enfocados en el desarrollo de competencias, así como los elementos conceptuales y teóricos que subyacen; la segunda parte trata de lleno acerca de la aplicación de los conceptos del profesionalismo en los modelos de educación enfocados en competencias, se revisa la evidencia que sustenta las intervenciones educativas en la práctica del profesionalismo, se plantean formas de evaluación compatibles con modelos de esta naturaleza y, por último, se analizan dos escenarios de educación médica en los que se emplea lo revisado en el capítulo y se emite una serie de conclusiones prácticas.

PANORAMA DE LA EDUCACIÓN ENFOCADA EN COMPETENCIAS

Desde la década de 1930-1939, en Estados Unidos nació una propuesta de educación denominada Educación Basada en Normas de Competencias, que planteaba una forma utilitaria de generar fuerza de trabajo (individuos) capaces de realizar las tareas necesarias para la industria, es decir, proponía empatar las necesidades de la industria con los programas educativos.2 Durante muchos años se olvidó esta “corriente educativa”, pero los últimos 20 años ha sido retomada para conceptualizar la educación.3 Es desde la década de 1990-1999 que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) define las competencias como una especie de “meta educativa” que deben compartir los educandos de todos los países que pertenecen a ella; en ese periodo se acuñó un concepto en común para las competencias y se empezó a trabajar en la gran tarea de generar un grupo de competencias que tuvieran en común todos los países, sin importar el contexto o las circunstancias locales.4 No es el caso aquí discutir a profundidad los principios bajo los cuales la OCDE se fundó ni se rige, baste decir que es un esfuerzo mundial de globalización, cuyos objetivos finales tienen que ver, sobre todo, con aspectos macroeconómicos.

La Educación Enfocada en Competencias (EEC) no es una forma de enseñar o una serie de herramientas para facilitar el aprendizaje; un modelo de esta naturaleza lo que plantea es la definición de los resultados educativos mínimos que deben lograr de manera uniforme los estudiantes al finalizar sus estudios. La EEC se concentra en definir y medir el punto final del proceso educativo, es decir, la demostración de lo aprendido, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.