Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La meta final de la verdadera educación es no sólo hacer que la gente haga lo que es correcto, sino que disfrute haciéndolo; no sólo formar personas trabajadoras, sino personas que amen el trabajo; no sólo individuos con conocimientos, sino con amor al conocimiento; no sólo seres puros, sino con amor a la pureza; no sólo personas justas, sino con hambre y sed de justicia.

John Ruskin

La sociedad demanda médicos competentes en su disciplina y que además ofrezcan un cuidado responsable, empático y afectivo ante la vulnerabilidad de los pacientes. La Medicina no es la simple aplicación de conocimientos científicos y el uso de sofisticadas tecnologías de diagnóstico y terapéuticos, es la interacción con una persona que necesita sentir confianza y ser comprendida. Enseñar este actuar compasivo y comprometido es un reto que inicia con la formación de los docentes para que sean capaces y asuman el compromiso de transmitirlo. No se trata sólo de la transmisión de conocimientos, sino de promover conciencia y reflexión en las consecuencias de las propias acciones, del compromiso médico y de responder a lo que la sociedad demanda.

El capítulo tiene como propósito dar respuesta a la pregunta ¿qué ejercicios de reflexión serían útiles para que los docentes traspasen los atributos y valores del profesionalismo a los estudiantes? Por eso este capítulo inicia con la importancia de la formación docente en Medicina y cómo va adquiriendo mayor aceptación y formalidad en las instituciones educativas y de salud. Entre las competencias esenciales de este proceso formativo desde 2005 está el profesionalismo. Enseguida el texto analiza la complejidad de enseñar e incorporar esta competencia en el quehacer médico, hace énfasis en el poco impacto que ha tenido su enseñanza y revisa algunos caminos para lograrlo. También se describen los elementos básicos de los programas para la formación docente y la importancia de expandir los muros del aula para abarcar el complejo ambiente de aprendizaje del profesionalismo.

El profesionalismo se adquiere a través de las experiencias y la reflexión de las mismas más que en cursos teóricos. En este análisis se incluyen dos propuestas de programas de formación docente en profesionalismo: la primera es una propuesta de desarrollo individual y organizacional que plantea la necesidad de reconocer la cultura del contexto para llevarla a cabo. La segunda es una propuesta de enseñanza de excelencia y desarrollo curricular, en la cual la idea es integrar en los cursos de formación docente las estrategias de aprendizaje experiencial y que los programas para la formación profesional docente en profesionalismo sean diseñados tomando en cuenta factores como el apoyo institucional, las metas y prioridades organizacionales y las expectativas de los individuos.

El capítulo continúa con la presentación de estrategias de reflexión que van más allá de actividades que sólo aumentan el conocimiento, pero no necesariamente cambian y mejoran la práctica profesional. Aquí se describen diversas estrategias de evaluación del ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.