Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La hormona tiroidea es esencial para el desarrollo normal, en especial del CNS. En el adulto, la hormona tiroidea mantiene la homeostasis metabólica e influye en las funciones de casi todos los sistemas orgánicos. La hormona tiroidea contiene yodo que debe suministrarse a través del consumo dietético. La glándula tiroides contiene grandes reservas de hormona tiroidea en forma de tiroglobulina. Estas reservas mantienen las concentraciones sistémicas adecuadas de hormona tiroidea, a pesar de las variaciones significativas en la disponibilidad de yodo y el aporte nutricional. La secreción tiroidea es, de manera predominante, en forma de la prohormona T4, que se convierte en el hígado y en otros tejidos para suministrarle al plasma la forma activa T3. La activación local de T4 también se produce en los tejidos blanco (p. ej., cerebro e hipófisis) y se reconoce cada vez más como un paso regulatorio importante en la acción de la hormona tiroidea. Del mismo modo, la desactivación local de T3 es un paso regulatorio importante. Las concentraciones séricas de hormonas tiroideas son reguladas con precisión a través de la hormona hipofisiaria TSH en un sistema de retroalimentación negativa. Las acciones predominantes de la hormona tiroidea son mediadas por los receptores de la hormona tiroidea (TR, thyroid hormone receptors) nucleares que modulan la transcripción de genes específicos.

El hipertiroidismo y el hipotiroidismo evidentes, exceso y deficiencia de hormona tiroidea, respectivamente, están asociados con numerosas manifestaciones clínicas. A menudo, la enfermedad más leve tiene una presentación clínica más sutil y puede ser identificada, únicamente, con base en las pruebas bioquímicas anormales que valoran la función tiroidea. El hipotiroidismo materno y neonatal, debido a la deficiencia de yodo, sigue siendo una de las principales causas prevenibles de retraso mental a nivel mundial (Zimmermann, 2009). El tratamiento del paciente hipotiroideo consiste en el reemplazo de la hormona tiroidea (Biondi y Wartofsky, 2014). El tratamiento del hipertiroidismo incluye medicamentos antitiroideos para disminuir la síntesis y la secreción de hormonas, destrucción de la glándula mediante la administración de yodo radiactivo y la remoción quirúrgica (Brent, 2008). En la mayoría de los pacientes, los trastornos de la función tiroidea pueden curarse o controlarse.

Igualmente, con frecuencia se localizan neoplasias tiroideas y es posible su extirpación (Haugen y Sherman, 2013; Haugen et al., 2016). La enfermedad metastásica a menudo responde al tratamiento con yodo radiactivo, pero puede volverse muy agresiva. El cáncer de tiroides progresivo y refractario a yodo radiactivo puede responder a la quimioterapia dirigida con agentes tales como los inhibidores de tirosina cinasa.

ABREVIATURAS

Abreviaturas

  • ADME: (absorption, distribution, metabolism, excretion) Absorción, distribución, metabolismo, excreción

  • Akt: (protein kinase B) Proteína cinasa B

  • BAT: (brown adipose tissue) Tejido adiposo marrón

  • CNS: (central nervous system) Sistema nervioso central

  • CYP: (cytochrome P450) Citocromo P450

  • D #: (type # deiodinase, where ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.