Skip to Main Content

Disuria, dolor vesical y síndrome de cistitis intersticial/dolor vesical

INTRODUCCIÓN

La disuria y el dolor vesical son los síntomas que a menudo llaman la atención hacia las vías urinarias bajas.

DISURIA

La disuria, o el dolor que ocurre durante la micción, a menudo se percibe como una sensación urente o punzante en la uretra y es un síntoma que acompaña a varios síndromes. La presencia o ausencia de otros síntomas a menudo es útil para diferenciar entre las distintas condiciones. Algunos de estos síndromes difieren entre varones y mujeres.

Mujeres

Casi 50% de ellas experimenta disuria en algún momento de su vida; alrededor de 20% presentó disuria en el último año. La mayor parte de los síndromes de disuria en mujeres pueden clasificarse en dos grupos amplios: cistitis bacteriana e infecciones de la porción distal del aparato reproductor.

La cistitis bacteriana suele ser causada por Escherichia coli; las causas también pueden ser otros bacilos gramnegativos y Staphylococcus saprophyticus. La cistitis bacteriana es de inicio agudo y se manifiesta con disuria, polaquiuria, urgencia urinaria, dolor suprapúbico, hematuria o diferentes combinaciones de estos síntomas.

Las infecciones de la porción distal del aparato reproductor incluyen vaginitis, uretritis y lesiones ulcerosas; muchas de estas infecciones son causadas por microorganismos de transmisión sexual y deben considerarse, en particular en mujeres jóvenes que tienen parejas sexuales nuevas o múltiples o en mujeres cuyas parejas no utilizan preservativos. El inicio de la disuria asociada con estos síndromes es más gradual que la cistitis bacteriana y se cree (aunque no se ha demostrado) que es resultado del flujo de orina sobre el epitelio lesionado. La polaquiuria, tenesmo vesical, dolor suprapúbico y hematuria se reportan con menos frecuencia que en la cistitis bacteriana. La vaginitis causada por Candida albicans o Trichomonas vaginalis se manifiesta por secreción o irritación vaginal. La uretritis es consecuencia de infecciones por Chlamydia trachomatis o Neisseria gonorrhoeae. Las lesiones genitales ulcerosas pueden originarse por virus del herpes simple y por varios microorganismos específicos.

Entre las mujeres que presentan disuria, la probabilidad de cistitis bacteriana es cercana a 50%; este porcentaje se incrementa a >90% si se satisfacen cuatro criterios: la disuria y polaquiuria sin secreción o irritación vaginales. Los estándares actuales sugieren que las mujeres satisfacen estos cuatro criterios si se encuentran sanas, si no están embarazadas y tienen vías urinarias aparentemente normales; en tal caso pueden ser diagnosticadas con cistitis bacteriana no complicada y recibir antibioticoterapia empírica apropiada. Otras mujeres con disuria deben someterse a valoración adicional con tira reactiva en orina, cultivos de orina y exploración pélvica.

Varones

La disuria es menos común en varones. Los síndromes que se manifiestan con disuria son similares a los de las mujeres, con algunas diferencias importantes.

En la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.