Skip to Main Content

Análisis de frotis de sangre periférica

INTRODUCCIÓN

En este capítulo se ilustran algunos de los datos más relevantes de sangre, crecimiento de ganglios linfáticos y médula ósea. El estudio histológico sistemático de la médula ósea y los ganglios linfáticos está más allá del alcance de un texto de medicina general; sin embargo, todo internista debe saber cómo examinar un frotis de sangre.

El análisis del frotis de sangre es uno de los ejercicios más informativos que un médico puede realizar. Aunque los avances en la tecnología automatizada han hecho que el análisis de frotis de sangre realizado por el médico parezca menos importante, la tecnología no es un sustituto del todo satisfactorio para la interpretación de dicho frotis por un profesional médico capacitado que conozca también la anamnesis del paciente, los antecedentes familiares y sociales, además de los datos de la exploración física. Es útil pedir al laboratorio un frotis de sangre con tinción de Wright y analizarlo.

El mejor sitio para estudiar la estructura de las células sanguíneas es el borde más delgado del frotis donde los eritrocitos están en una monocapa, uno al lado del otro, apenas tocándose, pero sin encimarse. Un método es observar primero a los elementos celulares más pequeños, las plaquetas e ir avanzando en tamaño hacia los eritrocitos y luego los leucocitos.

Mediante un objetivo de inmersión en aceite que magnifique las células 100 veces, se cuentan las plaquetas en cinco o seis campos, se promedia el número por campo y se multiplica por 20 000 para obtener un cálculo burdo del recuento plaquetario. Por lo regular, las plaquetas tienen un diámetro de 1 a 2 mcg y una apariencia granulada azul. Por lo general, hay una plaqueta por casi cada 20 eritrocitos. Desde luego, el contador automático es mucho más preciso, pero se debe revisar si hay grandes disparidades entre los recuentos automático y manual. Las plaquetas grandes tal vez sean un signo de recambio rápido de plaquetas porque las jóvenes a menudo son más grandes que las plaquetas viejas; de manera alternativa, ciertos síndromes hereditarios raros pueden producir plaquetas grandes. Si el recuento plaquetario es bajo, la ausencia de plaquetas más grandes (jóvenes) es un signo de problemas con la producción médula ósea. La agregación plaquetaria visible sobre el frotis puede estar vinculada con recuentos automatizados de plaquetas, bajos falsos. La agregación puede ser causada por el anticoagulante en el cual se extrae la sangre. De forma similar, la fragmentación de neutrófilos puede ser una fuente de recuentos automatizados de plaquetas, elevados falsos. La ausencia de gránulos plaquetarios puede ser un artificio por la manipulación de la sangre o bien indica patología medular o una anomalía congénita rara, el síndrome de plaquetas grises. La cuenta plaquetaria elevada por lo general significa una enfermedad mieloproliferativa o una reacción a la inflamación generalizada.

A continuación, se analizan los eritrocitos. Es posible ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.