Skip to Main Content

Rickettsiosis

INTRODUCCIÓN

Las rickettsias constituyen un grupo heterogéneo de cocobacilos y bacilos gramnegativos cortos pequeños, intracelulares obligados, y de ellos muchos son transmitidos por vectores como garrapatas, ácaros, pulgas o piojos. Salvo el tifus transmitido por piojos, los seres humanos son hospedadores accidentales. Las rickettsias, Coxiella burnetii, Rickettsia prowazekii y R. typhi tienen la capacidad perfectamente corroborada de vivir largo tiempo fuera del reservorio o del vector y ser en extremo infectantes: basta inhalar una sola Coxiella para originar neumonía. Entre las amenazas del bioterrorismo están la posibilidad de ocasionar enfermedades graves y muy infecciosas después de inhalar microorganismos como R. prowazekii, R. rickettsii, R. typhi, R. conorii y C. burnetii (cap. S2).

Las infecciones clínicas con rickettsias pueden clasificarse según 1) la taxonomía y diversas características microbianas de los agentes, que pertenecen a siete géneros (Rickettsia, Orientia, Ehrlichia, Anaplasma, Neorickettsia, "Candidatus Neoehrlichia", y Coxiella); 2) epidemiología, o 3) manifestaciones clínicas. Las manifestaciones clínicas de todas las presentaciones agudas son similares en los primeros 5 días: fiebre, cefalea y mialgias con o sin náusea, vómito y tos. Al evolucionar el trastorno, las manifestaciones varían de una enfermedad a otra e incluyen la aparición de máculas, maculopápulas o vesículas, escaras, neumonitis y meningoencefalitis. Dados los múltiples agentes etiológicos con distintos mecanismos de transmisión, distribuciones geográficas y manifestaciones de la enfermedad, la consideración de las rickettsiosis como una sola entidad presenta dificultades complejas (cuadro 182-1).

CUADRO 182-1Características de algunas rickettsiosis

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.