Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las reacciones cutáneas se encuentran entre las reacciones secundarias más frecuentes a los fármacos. La mayor parte de ellas son benignas, pero unas cuantas pueden poner en riesgo la vida. El reconocimiento temprano de las reacciones graves, la abstinencia de fármacos y las intervenciones terapéuticas apropiadas pueden reducir los efectos tóxicos. En este capítulo se revisan las reacciones cutáneas adversas a los fármacos sistémicos; su incidencia, patrones y patogenia y se proporcionan guías prácticas sobre el tratamiento, valoración de las causas y uso futuro de fármacos.

USO DE FÁRMACOS DE PRESCRIPCIÓN EN ESTADOS UNIDOS

En Estados Unidos cada año se dispensan más de 3 000 millones de prescripciones médicas para más de 60 000 productos farmacológicos, que incluyen más de 2 000 compuestos activos diferentes. Los pacientes hospitalizados reciben cada año alrededor de 120 millones de ciclos de tratamiento farmacológico y casi 50% de los adultos estadounidenses reciben fármacos de prescripción en forma regular. Cada año, los efectos secundarios de los fármacos de prescripción pueden ocasionar alrededor de 4.5 millones de visitas a los servicios de urgencias en Estados Unidos. Muchos pacientes utilizan fármacos de venta libre que pueden causar reacciones secundarias de tipo cutáneo.

INCIDENCIA DE LAS REACCIONES CUTÁNEAS

Varios estudios de cohorte han establecido que las reacciones cutáneas aguda afectan a casi 3% de los pacientes hospitalizados. Las reacciones por lo general ocurren después de unos cuantos días a cuatro semanas después de haber iniciado el tratamiento.

Muchos fármacos de uso común se asocian con tasas de 1 a 2% de exantemas durante los estudios clínicos previos a la comercialización. El riesgo a menudo es más elevado cuando se utilizan fármacos en poblaciones generales, no selectas. Las tasas pueden alcanzar 3 a 7% para amoxicilina, sulfametoxazol, muchos anticonvulsivos y fármacos para el tratamiento de VIH.

Además de las erupciones agudas, el uso prolongado de fármacos puede inducir o exacerbar varias enfermedades cutáneas (p. ej., prurito, pigmentación, trastornos de cabello o uñas, psoriasis, penfigoide ampolloso, fotosensibilidad e incluso neoplasias cutáneas). Estas reacciones farmacológicas no son frecuentes, aunque no se ha evaluado su incidencia en el impacto en la salud pública.

En una serie de 48 005 pacientes en un periodo de 20 años, las reacciones cutáneas más frecuentes fueron exantema morbiliforme (91%) y urticaria (6%). Es poco común que se detecten reacciones graves en tales estudios de cohorte. Las reacciones cutáneas graves a fármacos, aunque son poco comunes, tienen un impacto importante en la salud porque causan secuelas significativas, incluyendo mortalidad. Los exantemas medicamentosos causan hospitalización, incrementan la duración de la estancia hospitalaria y pueden poner en riesgo la vida. Algunas poblaciones se encuentran en alto riesgo de reacciones farmacológicas, lo que incluye pacientes de edad avanzada, individuos con enfermedades autoinmunitarias, receptores de trasplantes de células madre hematopoyéticas y en personas infectadas con virus de Epstein-Barr (EVB) o ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.