Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La neurohipófisis, o pituitaria posterior, está formada por axones que provienen de un gran cuerpo celular o pericarion en los núcleos supraópticos y paraventriculares del hipotálamo. Produce dos hormonas: 1) arginina vasopresina (AVP, arginine vasopresin), conocida también como hormona antidiurética y 2) oxitocina. La AVP actúa en los túbulos renales y disminuye la pérdida de agua, por medio de la concentración de la orina. La oxitocina estimula el descenso de la leche en el posparto, en reacción a la succión del pezón en el recién nacido. La deficiencia de la secreción o de la acción de AVP origina diabetes insípida (DI, diabetes insipidus), síndrome caracterizado por la producción de grandes cantidades de orina diluida. La producción excesiva o inapropiada de AVP afecta la excreción de agua en la orina y predispone a hiponatremia si no se disminuye la ingestión de agua en forma correspondiente a la diuresis.

VASOPRESINA

SÍNTESIS Y SECRECIÓN

La AVP es un nonapéptido compuesto de un anillo disulfuro hexamérico y una cola de tripéptido (Fig. 374-1). Se sintetiza por medio de un precursor polipéptido que incluye AVP, neurofisina y copeptina, todos codificados por un solo gen del cromosoma 20. Después del procesamiento y plegamiento preliminares, el precursor es empacado en vesículas neurosecretoras, y de esa forma es transportado por el axón; es modificado todavía más hasta la forma de AVP, neurofisina y copeptina, y almacenado en vesículas neurosecretoras hasta que es liberado por exocitosis en la sangre periférica.

FIGURA 374-1

Estructuras primarias de la arginina vasopresina (AVP), la oxitocina y la desmopresina (DDAVP)

La secreción de vasopresina es regulada, sobre todo, por la presión osmótica “efectiva” de los líquidos corporales. Este control es mediado por células hipotalámicas especializadas conocidas como osmorreceptores, que son muy sensibles a cambios mínimos en la concentración plasmática de sodio y sus aniones, pero por lo general insensibles a otros solutos como la urea y la glucosa. Los osmorreceptores al parecer incluyen componentes inhibidores y también estimulantes que actúan de manera concertada para formar un sistema de regulación del umbral, o punto de ajuste. Por debajo de dicho umbral, la vasopresina plasmática se suprime hasta niveles que permiten la aparición de diuresis hídrica máxima. Por arriba de dicho umbral, la AVP plasmática aumenta de manera pronunciada y rápida en proporción directa con la osmolaridad plasmática, y muy pronto alcanza niveles suficientes para producir una antidiuresis máxima. La osmolaridad y las concentraciones plasmáticas absolutas de sodio con las cuales surgen niveles mínimos y máximos efectivos de AVP plasmática varían mucho de una persona a otra, lo que parece depender de influencias genéticas sobre el nivel umbral y la sensibilidad del sistema. No obstante, el umbral promedio o punto de ajuste de la secreción de AVP corresponde a una osmolaridad plasmática cercana a ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.