Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La intoxicación es el desarrollo de reacciones adversas que surgen con determinadas dosis después de exposición a sustancias químicas, fármacos o drogas u otros xenobióticos. Según Paracelso, la dosis es la que hace al veneno. Casi todos los venenos tienen efectos predecibles vinculados con sus dosis, pero las respuestas individuales a una sustancia particular pueden variar por intervención de factores como polimorfismos genéticos, inducción o inhibición enzimática en presencia de otros xenobióticos o tolerancia adquirida. La intoxicación puede ser local (como la producida en piel, ojos o pulmones), o generalizada según la vía de exposición, las propiedades químicas y físicas del producto tóxico, y su mecanismo de acción. La intensidad y el carácter reversible de las intoxicaciones dependen también de la reserva funcional del individuo o del órgano efector, factores en los que influyen la edad y la enfermedad preexistente.

EPIDEMIOLOGÍA

En Estados Unidos cada año se producen más de 5 millones de exposiciones a tóxicos o venenos. Casi todas ellas son agudas, accidentales (involuntarias), con un solo agente, se producen en ámbito doméstico, ocasionan efectos tóxicos sin importancia o atóxicos, e involucran a niños <6 años de edad. Los fármacos están involucrados en 47% de las exposiciones y en 84% de intoxicaciones graves y mortales. En Estados Unidos en la última década, la tasa de muertes relacionadas con lesiones debidas a intoxicaciones superó a la tasa de muertes derivadas de accidentes automovilísticos. Según los Centers for Disease Control (CDC), en 2014 murieron por sobredosis farmacológica dos veces más estadounidenses que en el año 2000. Aunque los opioides por prescripción han recibido atención apropiada como una razón sustancial para el aumento en el número de muertes por intoxicación, la disponibilidad de otros fármacos y la rápida proliferación de estupefacientes nuevos también contribuyen a la tasa de mortalidad ascendente. En muchas regiones de Estados Unidos donde estos problemas son muy prevalentes, se realizan esfuerzos para desarrollar mejores bases de datos de los fármacos por prescripción y para mejorar el entrenamiento de los profesionales de la salud en el tratamiento del dolor y el uso de opiáceos. Las exposiciones involuntarias son consecuencia del uso inapropiado de productos químicos en el trabajo o con fin recreativo; equivocaciones en la interpretación de las etiquetas o datos inexactos en la etiqueta de la sustancia; identificación errónea de sustancias químicas no marcadas; automedicaciones no basadas en datos sólidos, y errores de dosificación por parte de enfermeras, farmacéuticos, médicos, padres y ancianos. Después de descartar el uso del etanol (bebidas alcohólicas) con fines recreativos, son los intentos de suicidio (daño propio y deliberado)la causa más frecuente de intoxicación intencional. Cada vez es más habitual el consumo recreativo de fármacos que se obtienen con receta o sin ella en lo que se refiere a efectos psicotrópicos o eufóricos (abusos) o autodosificación excesiva (uso incorrecto), y que puede culminar en autointoxicación involuntaria.

Se sabe que del 20% al 25% de las exposiciones necesitan de la valoración directa por parte de un profesional sanitario; 5% de todas las exposiciones culminarán en hospitalización. Las intoxicaciones comprenden 5% al 10% de todos los casos de transporte en ambulancia, visitas al servicio de urgencias e internamiento en unidades de cuidados intensivos. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.