Skip to Main Content

DEFINICIÓN

Los médicos a menudo se refieren a cualquier enfermedad febril sin una causa evidente inicial como fiebre de origen desconocido (FUO, fever of unknown origin). La mayoría de las enfermedades febriles se resuelve antes de hacer el diagnóstico o desarrollan características distintivas que conducen a un diagnóstico. El término FUO debe reservarse para enfermedades febriles prolongadas sin una etiología establecida pese a la valoración intensiva y pruebas diagnósticas. Este capítulo se enfoca en la FUO típica del paciente adulto.

Al inicio, la FUO fue definida por Petersdorf y Beeson en 1961 como una enfermedad con duración >3 semanas con fiebre ≥38.3 °C (101 °F) en dos ocasiones y diagnóstico incierto a pesar de una semana de valoración intrahospitalaria. Hoy en día, la mayoría de los pacientes con FUO se hospitaliza si sus condiciones clínicas lo ameritan, pero no sólo para estudio diagnóstico; así, el requerimiento de la valoración intrahospitalaria se eliminó de la definición. Otra modificación a la definición fue la exclusión de pacientes inmunodeprimidos cuyo estudio amerita una estrategia diagnóstica y terapéutica diferente. Para la comparación óptima de pacientes con FUO en distintas áreas geográficas, se propuso cambiar el criterio cuantitativo (diagnóstico desconocido después de una semana de valoración) a un criterio cualitativo que requiere la realización de una lista específica de investigaciones. Por tanto, la FUO se define como:

  1. Fiebre >38.3 °C (101 °F) al menos en dos ocasiones

  2. Duración ≥3 semanas de la enfermedad

  3. Sin compromiso inmunitario conocido

  4. Diagnóstico que sigue siendo dudoso después de realizar la anamnesis y la exploración física minuciosas, así como los estudios obligados siguientes: tasa de eritrosedimentación (ESR; erythrocyte sedimentation rate) y el nivel de proteína C-reactiva (CRP, C-reactive proteín); recuento de plaquetas, leucocitos y recuento diferencial; medición de los niveles de hemoglobina, electrólitos, creatinina, proteínas totales, fosfatasa alcalina, alanina aminotransferasa, aspartato aminotransferasa, creatina cinasa, ferritina, anticuerpos antinucleares y factor reumatoide; electroforesis de proteínas; análisis de orina; cultivo de sangre; (n = 3); cultivos de orina; radiografías de tórax, ecografía de abdomen, así como prueba cutánea de tuberculina (TST, tuberculin skin test); o cuantificación de la liberación de interferón γ (IGRA, interferon γ release assay).

ETIOLOGÍA Y EPIDEMIOLOGÍA

La variedad de causas de la FUO ha evolucionado con el tiempo como resultado de cambios en el espectro de enfermedades que causan FUO, el uso diseminado de antibióticos y la disponibilidad de nuevas técnicas diagnósticas. Por ejemplo, el porcentaje de casos originados por abscesos intraabdominales y tumores ha disminuido por la detección oportuna con tomografía computarizada (CT, computed tomography) y ecografía. Además, la endocarditis infecciosa es una causa menos frecuente por la mejora en técnicas de hemocultivo y ecocardiografía. En cambio, algunos diagnósticos, como la infección aguda por VIH, se desconocían hace 40 años.

Image not available. El cuadro 17-1 resume los hallazgos de estudios grandes sobre FUO realizados en los últimos 25 años. En términos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.