Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La fatiga es uno de los síntomas más comunes en medicina clínica. Es una manifestación prominente de varios síndromes sistémicos, neurológicos y psiquiátricos, aunque en una pequeña proporción de pacientes no se identifica la causa precisa. La fatiga se refiere a la experiencia subjetiva del ser humano de cansancio físico y mental, pereza y agotamiento; en el contexto de la medicina clínica, se define de manera más típica y en términos prácticos como la dificultad para iniciar o mantener la actividad física o mental de manera voluntaria. Cualquiera que haya padecido una infección autolimitada ha experimentado este síntoma casi universal, y la fatiga siempre llama la atención del médico cuando su causa es desconocida, cuando no remite o si su intensidad es desproporcionada a lo esperado con base en el desencadenante relacionado.

La fatiga debe diferenciarse de la debilidad muscular, una reducción de la fuerza muscular (cap. 21); la mayoría de los pacientes que refieren fatiga no muestra debilidad verdadera cuando se valora de manera directa la fuerza muscular. La fatiga también es diferente de la somnolencia, que se refiere a la tendencia al sueño en el contexto de la alteración de la fisiología del sueño-vigilia (cap. 27), y de la disnea de esfuerzo, aunque algunos pacientes usan la palabra fatiga para describir esos síntomas. La tarea fundamental del médico al valorar a pacientes con fatiga es identificar la causa subyacente y desarrollar una alianza terapéutica, cuyo objetivo sea evitar que los pacientes se sometan a estudios diagnósticos costosos y fútiles y dirigirlos hacia un tratamiento eficaz.

EPIDEMIOLOGÍA Y CONSIDERACIONES GLOBALES

Image not available. La variabilidad en las definiciones de fatiga y los instrumentos de encuestas utilizados en diferentes estudios hacen difícil obtener cifras precisas con respecto a la carga de fatiga a nivel mundial. El punto de prevalencia de la fatiga fue de 6.7% y la prevalencia de por vida fue de 25% en una encuesta grande realizada en población estadounidense por el National Institute of Mental Health. En clínicas de atención primaria en Europa y en Estados Unidos, entre 10 y 25% de los pacientes encuestados reportaron síntomas de fatiga prolongada (>1 mes) o crónica (>6 meses), pero sólo en una pequeña proporción de pacientes fue la fatiga la razón principal para buscar atención médica. En una encuesta comunitaria de mujeres en India, 12% reportó fatiga crónica. En cambio, la prevalencia de síndrome de fatiga crónica, de acuerdo con la definición publicada por los U.S Centers for Disease Control and Prevention fue baja (cap. 442).

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Enfermedades psiquiátricas

La fatiga es una manifestación somática común de muchos síndromes psiquiátricos mayores, incluida la depresión, ansiedad y trastornos somáticos. Los síntomas psiquiátricos se reportan en >75% de los pacientes con fatiga crónica inexplicable. Incluso en pacientes con síndromes sistémicos o ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.