Skip to Main Content

HEMATOPOYESIS Y BASES FISIOLÓGICAS DE LA PRODUCCIÓN DE ERITROCITOS

La hematopoyesis es el proceso a través del cual se producen los elementos formes de la sangre. Este proceso está regulado por diversas etapas que se inician con las células madre hematopoyéticas, que tienen la capacidad de producir eritrocitos, todas las clases de granulocitos, monocitos y plaquetas, y las células del sistema inmunitario. No se conoce con precisión el mecanismo molecular que lleva a dicho tipo de célula a derivarse hacia una línea particular. Sin embargo, datos de experimentos en ratones sugieren que las células eritroides provienen de un progenitor eritroide/megacariocito común que no se desarrolla en ausencia de la expresión de los factores de transcripción GATA-1 y FOG-1 (cofactor de GATA-1) (cap. 92). Después del compromiso o diferenciación con una línea celular, el hemocitoblasto y la célula precursora se hallan cada vez más bajo la influencia reguladora de factores de crecimiento y hormonas. Para la producción de eritrocitos, la eritropoyetina (EPO) es la principal hormona reguladora, necesaria para conservar comprometidas a las células progenitoras eritroides; éstas, en ausencia de la hormona, entran en una fase de muerte programada (apoptosis). El fenómeno regulado de la producción de eritrocitos es la eritropoyesis y sus elementos básicos se muestran en la figura 59-1.

FIGURA 59-1

Regulación fisiológica de la eritropoyesis según la presión hística de oxígeno. Hb, hemoglobina.

En la médula ósea, el primer precursor eritroide reconocible, en términos morfológicos, es el pronormoblasto. Esta célula puede experimentar cuatro a cinco divisiones celulares que dan lugar a la producción de 16-32 eritrocitos maduros. Con el incremento de la producción de EPO, o tras su administración exógena como fármaco, se amplifica el número de células progenitoras y, a su vez, aumenta el de eritrocitos. La regulación de la producción de la propia EPO se relaciona con la disponibilidad de oxígeno.

En los mamíferos, el O2 se transporta a los tejidos unido a la hemoglobina contenida en los eritrocitos circulantes. El eritrocito maduro tiene un diámetro de 8 μm, es anucleado, disciforme y posee una gran capacidad de plegamiento para atravesar la microcirculación; la integridad de su membrana se mantiene mediante la generación intracelular de trifosfato de adenosina. La producción normal de eritrocitos hace posible la sustitución diaria de 0.8-1% de todos los eritrocitos circulantes en el organismo, dado que el eritrocito promedio tiene una vida de 100-120 días. El órgano encargado de la producción de eritrocitos se denomina eritrón. Éste es un órgano dinámico constituido por una reserva de rápida proliferación de precursores celulares eritroides de la médula ósea y una gran masa de eritrocitos maduros circulantes. El tamaño de la masa constituida por los eritrocitos refleja el equilibrio entre la producción y la destrucción de éstos. Las bases fisiológicas de la producción y destrucción de los eritrocitos proporcionan ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.