Skip to Main Content

MELANOMA

Las lesiones pigmentadas son algunos de los trastornos más frecuentes detectados en la exploración de la piel. La gran dificultad para el médico es diferenciar los melanomas cutáneos que ocasionan la mayor parte de las muertes por cáncer de la piel, del resto de las neoplasias, por lo común benignas. El melanoma cutáneo puede presentarse en adultos de todas las edades, incluso en personas jóvenes y miembros de todas las razas; su sitio en la piel y sus características peculiares lo tornan detectable todavía cuando su extirpación quirúrgica completa es posible. En la figura 72-1 se muestran ejemplos de lesiones pigmentadas malignas y benignas.

FIGURA 72-1

Lesiones pigmentadas atípicas y malignas. El melanoma más común es el de extensión superficial (no se muestra). A. Melanoma acral lentiginoso, que es el más común en personas de raza negra, asiáticos e hispanos, asume la forma inicial de una mácula hiperpigmentada cada vez más grande o una placa en las palmas y las plantas. B. Melanoma nodular, que se manifiesta más a menudo como un nódulo oscuro con úlceras o costras, de proliferación rápida. C. Melanoma lentigo maligno que aparece en zonas de la piel expuestas a la luz solar; su aspecto es de una mácula o placa hiperpigmentada grande con bordes irregulares y pigmentación variable. D. Los nevos displásicos son lesiones nevomelanocíticas de pigmentación y forma irregulares que pueden vincularse con melanomas familiares.

EPIDEMIOLOGÍA

El melanoma es una neoplasia maligna de melanocitos, células que producen pigmento originadas de la cresta neural y que migran a la piel, las meninges, las membranas mucosas, la zona superior del esófago y los ojos. En cada uno de estos órganos dichas células tienen la capacidad de transformarse en otras cancerosas, pero la mayor parte se origina en la piel. También existen melanomas en la mucosa de la cabeza y el cuello (cavidad nasal, senos paranasales y cavidad bucal), aparato digestivo, sistema nervioso central (SNC), aparato genital femenino (vulva, vagina) y conducto uveal del ojo. El melanoma cutáneo es predominantemente un cáncer de personas caucásicas (98% de los casos); su incidencia se relaciona con el lugar de residencia, lo cual constituye una prueba esencial de la participación de la exposición a la luz solar. La afectación de los varones es un poco mayor que la de las mujeres (1.3:1); la mediana de la edad para la fecha del diagnóstico es después de los 50 años. En 2016, en Estados Unidos más de 76 000 personas, según expectativas, terminarían por presentar melanomas; de ese grupo se calculó que 10 130 morirían. Los índices de mortalidad comenzaron a aumentar a los 55 años y el incremento máximo se situó en varones >65 años de vida. Un aspecto preocupante es el aumento de los índices en mujeres <40 años; gran parte de tal incremento, según se ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.