Skip to Main Content

INCIDENCIA

La leucemia mieloide aguda (AML, acute myeloid leukemia) es una enfermedad neoplásica caracterizada por la infiltración de la sangre, médula ósea y otros tejidos por la proliferación de células clonales no diferenciadas del sistema hemopoyético. Estas leucemias incluyen una gran variedad de cánceres que, sin tratamiento, son igualmente mortales. En Estados Unidos, en el año 2016, el número aproximado de nuevos casos de AML fue de 19 950; abarcó en promedio 1.2% de todos los cánceres. La AML es la leucemia aguda más frecuente en ancianos, con una mediana de 67 años para la fecha del diagnóstico. Es poco frecuente la supervivencia a largo plazo; los datos de registro en Estados Unidos señalan que solamente 27% de los pacientes están vivos a los cinco años.

ETIOLOGÍA

Casi todos los casos de AML son idiopáticos. En la génesis de este trastorno se ha dicho que intervienen factores como predisposición genética, radiación, contacto con sustancias químicas/laborales y fármacos, pero son relativamente raros los casos de esta enfermedad con un origen definido. Ninguna prueba directa indica que es causada por virus. Los estudios de secuenciación del genoma sugieren que muchos de los casos de AML surgen de un número ilimitado de mutaciones que se acumulan con el paso del tiempo. Como consecuencia, la secuenciación del genoma permite conocer los progresos en el cambio de paradigma en nuestros conocimientos de la leucemiogénesis. El Cancer Genome Atlas (TCGA) y otras bases de datos demuestran que los elementos figurados incluso de 5-6% de personas sanas después de los 70 años de vida contienen posibles mutaciones "premalignas" vinculadas con la expansión clonal. Los elementos lesivos adicionales que más adelante dirigen a las células hemáticas "premalignas" hasta llegar a la leucemia son muy heterogéneas y se les conoce poco.

Herencia

En forma típica, las neoplasias mieloides aparecen de manera esporádica en los adultos; es rara la predisposición hereditaria. No obstante, se sabe que las neoplasias mieloides con predisposición de líneas germinativas constituyen un subgrupo importante y cada vez mayor de la enfermedad. Las mutaciones de la línea germinativa que se acompañan de un mayor riesgo de que surja una neoplasia mieloide incluyen CEBPA, DDX41, RUNX1, ANKRD26, ETV6 y GATA2 (cuadro 100-1). De forma similar, las neoplasias mieloides con predisposición de línea germinativa constituyen un componente de algunos síndromes clínicos perfectamente descritos como los originados por insuficiencia de la médula ósea (anemia de Fanconi, síndrome de Shwachman-Diamond, anemia de Diamond-Blackfan) y los trastornos de la biología de telómeros (como la disqueratosis congénita). Conforme se añaden a esta lista cada vez más grande nuevas mutaciones y vínculos, se puede advertir con claridad cada vez mayor que la predisposición genética interviene mucho más de lo que se pensaba.

CUADRO 100-1Clasificación de las neoplasias mieloides con predisposición de línea germinativa, de la OMS para 2016...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.