Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los impulsos generados en el nódulo sinoauricular (SA, sinoatrial) o en puntos auriculares ectópicos se conducen a los ventrículos a través de un complejo eléctrico y anatómico que es el nódulo auriculoventricular (AV). Como se describió en el capítulo 239, las propiedades electrofisiológicas del tejido nodular son diferentes de las del miocardio auricular y ventricular. Las células del nódulo AV poseen un potencial de membrana en reposo relativamente mayor que el de los miocitos auriculares y ventriculares vecinos, presentan despolarización espontánea durante la fase 4 del potencial de acción y su despolarización de fase 0 (mediada por la penetración de calcio en el tejido nodular) es más lenta que la observada en el tejido ventricular (mediada por el ingreso de sodio).

La bradicardia a veces aparece cuando se ve comprometida la conducción a través del nódulo AV, con lo cual la frecuencia ventricular se enlentece y pueden aparecer síntomas como fatiga, síncope e incluso la muerte (si la actividad subsidiaria del marcapasos no es suficiente). Es importante advertir que en la conducción AV alterada, la activación SA y la sístole auricular pueden suceder con velocidad normal o incluso acelerada, en tanto la activación ventricular se lentifica o deja de existir. El bloqueo transitorio de la conducción AV es frecuente en jóvenes y muy a menudo surge como consecuencia de hipertonía vagal que se observa en hasta el 10% de los adultos jóvenes. Sumamente rara en adultos sanos es la insuficiencia de la conducción AV adquirida y persistente y se calcula que su incidencia es de 200 casos por un millón de personas por año. A pesar de ello, en caso de isquemia del miocardio, envejecimiento y fibrosis o cardiopatías por infiltración, es mucho más frecuente el bloqueo AV persistente.

Como se observa en la bradicardia sintomática que surge por disfunción del nódulo SA, el único tratamiento fiable de los síntomas por bloqueo de la conducción AV es la estimulación permanente con marcapasos. Alrededor del 50% de los 160 000 marcapasos permanentes implantados en Estados Unidos y de 70-80% de los colocados en Europa se utilizan contra trastornos de la conducción AV.

ESTRUCTURA Y FUNCIONAMIENTO DEL NÓDULO AV

La estructura del eje de conducción AV es compleja y abarca aurículas y ventrículos, así como el nódulo AV. A diferencia del nódulo SA, el AV es una estructura subendocárdica que se origina en la zona de transición y se compone de agregados de células en la región posteroinferior de la aurícula derecha. Los haces auriculonodulares transicionales superior, interno y posterior convergen en el nódulo AV compacto (casi 1 × 3 × 5 mm), situado en el vértice del triángulo de Koch, delimitado, por detrás, por el orificio del seno coronario; por delante, por la porción septal del anillo de la válvula tricúspide y, por arriba, por el tendón de Todaro. El nódulo AV compacto continúa en la forma de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.