Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La taquicardia ventricular (VT, ventricular tachycardia) monomórfica sostenida se presenta como una taquicardia con QRS amplio que tiene la misma configuración del QRS latido a latido, lo cual indica una secuencia idéntica de despolarización ventricular para cada latido (véase fig. 247-3A). La VT se origina en un foco estable o circuito de reentrada. En la cardiopatía estructural, el sustrato suele ser un área irregular de fibrosis debido a infarto, inflamación o cirugía cardiaca previa que crea vías de reentrada anatómica o funcional (véase fig. 247-5). Con menos frecuencia, la VT se relaciona con reentrada o automaticidad en un sistema de Purkinje enfermo. La VT idiopática surge en ausencia de cardiopatía estructural y se debe a una región focal de automaticidad o reentrada que afecta a una parte del sistema de Purkinje.

El cuadro clínico inicial varía según la frecuencia de la arritmia, la función cardiaca subyacente y la adaptación autonómica en respuesta a la arritmia. Mientras que la VT rápida, >200 lpm, por lo general causa hipotensión que puede presentarse como síncope, los pacientes con función cardiaca normal pueden tolerar la VT rápida, y aquellos con disfunción del ventrículo izquierdo (LV, left ventricle) grave quizás experimenten síntomas de hipotensión, incluso si la VT es más lenta de 150 lpm. La VT monomórfica que es rápida o se asocia con una cardiopatía estructural puede derivar en fibrilación ventricular (VF, ventricular fibrillation), y llegar a ser el ritmo cardiaco inicial registrado en el momento de la reanimación de un paro cardiaco.

DIAGNÓSTICO

La VT monomórfica sostenida debe distinguirse de otras causas de taquicardia de QRS amplio y uniforme, entre las que se cuentan taquicardia supraventricular con conducción aberrante de bloqueo de rama izquierda o derecha, taquicardias supraventriculares conducidas a los ventrículos sobre una vía accesoria (cap. 241) y estimulación cardiaca rápida en un paciente con marcapasos o desfibrilador. En presencia de cardiopatía conocida, la VT es el diagnóstico más probable de una taquicardia con QRS amplio. La estabilidad hemodinámica durante la arritmia no excluye la VT. Se valoraron varios criterios electrocardiográficos para distinguir la taquicardia supraventricular con la aberración de la VT. La presencia de disociación AV por lo regular es un indicador confiable de VT (fig. 249-1), pero las ondas P pueden ser difíciles de definir. Una onda P después de cada QRS no excluye la VT porque es posible que surja una conducción 1:1 desde el ventrículo hacia la aurícula. Una onda R monofásica o complejo Rs en AVR o concordancia de V1 a V6 de las ondas monofásicas R o S también son relativamente específicas de VT (fig. 249-1). Asimismo se han descrito otros criterios morfológicos para el QRS, pero todos tienen limitaciones y no son muy fiables en personas con cardiopatía grave. En pacientes con bloqueo de rama conocido, las mismas características morfológicas del QRS durante ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.