Skip to Main Content

DEFINICIÓN

La brucelosis es una zoonosis bacteriana transmitida en forma directa o indirecta a los humanos, desde animales infectados, casi siempre rumiantes y porcinos domesticados. El término coloquial para la enfermedad es fiebre ondulante por su carácter remitente. Por lo común, el cuadro inicial incluye fiebre aguda, pero sus manifestaciones clínicas varían de forma amplia y a veces no se observan los signos definitivos que orientan el diagnóstico; por tanto, se establece con los estudios bacteriológicos o serológicos.

ETIOLOGÍA

Al parecer, la brucelosis humana era efecto de cepas de Brucella, género bacteriano que abarca una sola especie (B. melitensis), según algunas bases genéticas, con diversas variantes biológicas que reflejaban las preferencias particulares del hospedador. Esta hipótesis perdió sustento por las detalladas diferencias en la estructura cromosómica y preferencias del hospedador. En la actualidad, la clasificación habitual en diversas especies se favorece por esas diferencias y porque tal esquema clasificatorio refleja los perfiles epidemiológicos de la infección. El sistema de nomenclatura reconoce a B. melitensis como la causa más frecuente de la enfermedad sintomática en personas y proviene en forma preferente de ovejas, cabras y camellos; B. abortus se transmite casi siempre por ganado vacuno o bisontes; B. suis es un microorganismo procedente de cerdos, aunque hay una variante enzoótica en renos y caribúes y otra más en roedores, y B. canis se adquiere más a menudo de perros. B. ovis, que causa enfermedad reproductiva en ovejas, no se ha vinculado de manera clara con enfermedad humana, si bien se han informado algunas infecciones humanas raras con B. neotomae, que se encuentra en roedores del desierto. En fecha reciente se identificaron en mamíferos marinos dos especies nuevas: B. ceti y B. pinnipedialis, incluidos focas y delfines. Se ha descrito cuando menos un caso de enfermedad humana por una de las especies anteriores, adquirida en el laboratorio, y también se han comunicado algunas situaciones manifiestas de infección natural de personas. Dado que las infecciones de mamíferos marinos están al parecer muy difundidas, es posible que se identifiquen más casos de infección zoonótica en seres humanos. Otras especies de reciente notificación son B. microti (aislada de ratones de campo), B. papionis (babuinos), B. vulpis (zorros) y B. inopinata (de una paciente con implante mamario). Se han descrito otras cepas nuevas más en diversas especies, como ranas, murciélagos y varios roedores, y es probable que el género se expanda más en los próximos años. Aún más, se ha podido advertir que Brucella guarda una gran semejanza con el género Ochrobactrum que incluye bacterias del entorno que en ocasiones se vinculan con infecciones por oportunistas. Los estudios basados en genómica comienzan a dilucidar la vía evolutiva desde bacterias libres que viven en la tierra hasta patógenos intracelulares altamente adaptables al ser humano.

Todas las brucelas son bacilos o cocobacilos pequeños, gramnegativos, sin cápsula y no esporulados; proliferan en forma aerobia en un ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.