Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La actinomicosis es poco común y la mayoría de los médicos tiene poca experiencia con su cuadro clínico. Tampoco es habitual la identificación de los microorganismos causales del orden Actinomycetales en el laboratorio. Por tanto, las actinomicosis constituyen un reto de diagnóstico, incluso para el médico experimentado. No obstante, esta infección suele curarse con tratamiento médico. Así, el hecho de conocer el espectro completo de síndromes clínicos ayuda a acelerar el diagnóstico y tratamiento reduciendo al mínimo las cirugías innecesarias y la morbimortalidad.

La actinomicosis es una infección insidiosa y lentamente progresiva causada por bacterias anaerobias o microaerófilas, en especial del género Actinomyces, que colonizan la boca, colon y vagina. La desintegración de las mucosas genera infección casi en cualquier sitio del cuerpo. El crecimiento in vivo de los actinomicetos provoca la formación de grumos característicos conocidos como granos o gránulos de azufre. Los cuadros clínicos de actinomicosis son numerosos. La actinomicosis era frecuente en la era preantibiótica, pero ha disminuido mucho, lo mismo que su diagnóstico oportuno. Se dice que la actinomicosis es la enfermedad que se diagnostica de manera incorrecta con más frecuencia y la que más pasan por alto los médicos experimentados.

Los tres cuadros clínicos "clásicos" que obligan a descartar de inmediato esta infección incluyen 1) la combinación de cronicidad, progresión a través de las fronteras hísticas y rasgos tumorales (que simulan cáncer, con el que se confunde a menudo); 2) formación de fístulas, que muchas veces desaparecen espontáneamente pero recurren, y 3) infección resistente o recurrente después de un tratamiento terapéutico corto, puesto que para curar una actinomicosis establecida el tratamiento debe ser prolongado.

ETIOLOGÍA

La actinomicosis suele originarse por A. israelii, A. naeslundii, A. odontolyticus, A. viscosus, A. meyeri y A. gerencseriae. Es probable que casi todas las infecciones actinomicóticas (y tal vez todas) sean polimicrobianas. A menudo se identifican junto con los actinomicetos en diversas combinaciones, Aggregatibacter (Actinobacillus) actinomycetemcomitans, Eikenella corrodens, enterobacterias y bacterias del género Fusobacterium, Bacteroides, Capnocytophaga, Staphylococcus y Streptococcus, según el sitio de la infección. No hay certeza del grado en que contribuyen las demás especies mencionadas en la patogenia de la actinomicosis.

La definición de las secuencias del gen de rRNA 16S comparativas ha permitido identificar la lista cada vez más grande de especies de Actinomyces y reclasificar algunos actinomicetos en otros géneros. Hasta el momento se han reconocido 47 especies y dos subespecies (www.bacterio.cict.fr./a/actinomyces.html), de las cuales 25 especies causan enfermedad en el ser humano. A. europaeus, A. neuii, A. radingae, A. graevenitzii, A. turicensis, A. cardiffensis, A. urogenitalis, A. hongkongensis, A. georgiae, A. massiliensis, A. timonensis y A. funkei, así como dos especies antiguas de ActinomycesTrueperella (Arcanobacterium) pyogenes y Trueperella (Arcanobacterium) bernardiae— así como Propionibacterium propionicum son causas adicionales de actinomicosis humana, aunque no siempre tienen la presentación "clásica".

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.