Skip to Main Content

DEFINICIÓN

El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa que se caracteriza por un pródromo que incluye fiebre, tos, coriza y conjuntivitis, para después aparecer maculopápulas generalizadas. Antes del uso amplio de las vacunas contra el sarampión se calculó que este padecimiento causaba anualmente >2 millones de muertes en todo el mundo.

CONSIDERACIONES GLOBALES

image Se han hecho progresos extraordinarios para reducir la incidencia mundial y las tasas de mortalidad por sarampión por medio de la inmunización. En América, gracias a la vacunación intensiva y los esfuerzos de vigilancia, con base en parte en las disposiciones de la Organización Panamericana de la Salud de campañas nacionales de vacunación contra la enfermedad (actividades de vacunación complementarias o SIA [supplementary immunization activities]) y la gran protección o cobertura sistemática sustentada en la vacuna, se interrumpió la transmisión endémica del virus de la enfermedad. La región de las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se declaró libre de sarampión en septiembre de 2016, fue la primera región del mundo en hacerlo. En Estados Unidos, con la excelente protección obtenida mediante dos dosis vacunales, se eliminó la transmisión endémica del virus en el año 2000. En fecha más reciente se han conseguido más adelantos para disminuir la incidencia y las tasas de mortalidad por sarampión en países subsaharianos y asiáticos, al incrementar la protección sistemática con la vacuna idónea y suministrar una segunda dosis, gracias a campañas masivas de vacunación y programas de inmunización infantil.

En 2003, la World Health Assembly apoyó una resolución que urgía a los países miembros a disminuir 50% el número de muertes atribuidas al sarampión (en comparación con las tasas calculadas de 1999), hacia finales del 2005 este objetivo se alcanzó. En 2015 decrecieron todavía más las tasas globales de mortalidad por sarampión y, en ese año, se calcularon 134 200 fallecimientos por este trastorno (límites de incertidumbre: 74 400 y 353 600 decesos). Los objetivos conseguidos atestiguan la enorme importancia que tiene la vacunación para la salud pública. Sin embargo, los grandes brotes recientes de sarampión en Europa y África muestran las dificultades que se enfrentan para controlar el sarampión: en estos brotes, la enfermedad se importó a países que habían eliminado la transmisión nativa del virus del sarampión.

La Measles and Rubella Initiative, una sociedad dirigida por la American Red Cross, la United Nations Foundation, UNICEF, los U.S. CDC y la OMS, tienen una participación importante para reducir la incidencia mundial y las tasas de mortalidad por sarampión. Desde su institución en 2001, la iniciativa proporcionó a gobiernos y comunidades de más de 80 países apoyo financiero y técnico para las actividades de inmunización habitual, campañas de vacunación masiva y sistemas para vigilancia de la enfermedad. En su Global Measles and Rubella Strategic Plan de 2012-2020, la iniciativa busca reducir 95% las muertes por sarampión para 2015 (frente a las previsiones de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.