Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La desnutrición ocurre en 30 a 50% de los pacientes hospitalizados según la institución y los criterios que se usen. La cicatrización deficiente de heridas, el compromiso del estado inmunitario y el aumento de la mortalidad están entre los resultados adversos notables relacionados con la desnutrición. Ahora se reconoce que la inflamación aguda y crónica contribuye a la fisiopatología de la desnutrición relacionada con una enfermedad o una lesión. La presencia de inflamación también puede hacer que los indicadores de la valoración nutricional, como la albúmina y la prealbúmina, sean poco confiables, y la inflamación reduce las respuestas favorables a los tratamientos nutricionales. Para guiar la atención apropiada, es necesario valorar y diagnosticar en forma apropiada la desnutrición. La valoración de la nutrición es una evaluación integral para diagnosticar un síndrome de desnutrición y guiar la intervención y los resultados esperados. A menudo, los pacientes se valoran después de haber sido identificados en procedimientos de detección realizados por personal de enfermería o nutrición antes de las 24 h del ingreso al hospital. La detección tiende a enfocarse de manera explícita en unas cuantas variables de riesgo, como la pérdida de peso, la ingestión dietética alterada y diagnósticos médicos o quirúrgicos de alto riesgo. De preferencia, los profesionales de la salud complementan esta detección con una técnica sistemática para la valoración integral de la nutrición que considera las contribuciones de la inflamación que sirven como base para las nuevas estrategias diagnósticas y terapéuticas en los síndromes de desnutrición.

SÍNDROMES DE DESNUTRICIÓN

image Desde hace mucho tiempo, la hambruna y la inanición han sido las principales causas de desnutrición y se mantienen así en países en desarrollo. Sin embargo, con las mejoras en la agricultura, educación, salud pública, atención médica y estándares de vida, la desnutrición en presencia de enfermedad, cirugía y lesión se ha vuelto una preocupación frecuente en todo el mundo. Ahora, el concepto de desnutrición abarca tanto la falta de nutrimentos como la sobrenutrición (obesidad). El uso de las definiciones históricas de los síndromes de desnutrición en los criterios diagnósticos es problemático, porque su sensibilidad y confiabilidad entre observadores son bajas. Las definiciones se superponen y son frecuentes la confusión y el diagnóstico erróneo. Además, algunos enfoques no reconocen la desnutrición en las personas obesas. Aunque los síndromes típicos de marasmo, kwashiorkor y desnutrición proteico-calórica todavía se usan, este capítulo resaltará nuevas perspectivas para el diagnóstico de los síndromes de desnutrición.

La Subjective Global Assessment, una valoración nutricional integral que incluyó estrés metabólico de la enfermedad como componente, se describió y validó en la década de 1980. En 2010, un Comité Directivo de Consenso Internacional incorporó una nueva apreciación del papel de la respuesta inflamatoria a su nomenclatura propuesta para el diagnóstico nutricional en adultos en la práctica clínica. La desnutrición relacionada con inanición, cuando existe inanición crónica sin inflamación (anorexia nerviosa o depresión mayor con falta de interés en la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.