Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Existen tres tipos de apoyo nutricional especializado (SNS, specialized nutritional support): 1) soporte nutricional voluntario optimizado, que se usa cuando las barreras del paciente para la nutrición adecuada pueden superarse con atención especial en los detalles de la manera en que se conforma, prepara y sirve la comida, además de su consumo vigilado; 2) nutrición enteral (EN, enteral nutrition) forzada, en la que una fórmula nutriente líquida se suministra a través de una sonda colocada en el estómago o el intestino delgado, y 3) nutrición parenteral (PN, parenteral nutrition), en la que se infunde una mezcla nutricionalmente completa de aminoácidos cristalinos, glucosa, emulsiones de triglicéridos, minerales, electrólitos y micronutrientes en forma directa a la corriente sanguínea.

¿Cuándo necesita SNS un paciente hospitalizado? Cuando está indicado el SNS ¿cómo debe proporcionarse? En este capítulo se revisan los principios fisiológicos en los que se basa el uso correcto del SNS y presenta información práctica sobre el diagnóstico y tratamiento de trastornos nutricionales en pacientes adultos hospitalizados.

El tratamiento de los trastornos nutricionales intrahospitalarios sigue tres pasos: 1) detección y diagnóstico; 2) identificación de la gravedad y urgencia del tratamiento de un trastorno nutricional en el contexto clínico general, y 3) selección de la modalidad de SNS, su composición y los detalles para suministrarlo. Para seguir estos pasos de manera efectiva, los médicos requieren un conocimiento general de la fisiología nutricional, requerimientos de nutrientes, la fisiopatología y diagnóstico de los trastornos nutricionales, además de estar familiarizados con las indicaciones, ventajas, riesgos y administración de distintos tipos de SNS. Como la mayoría de los médicos no tiene entrenamiento completo en nutrición clínica, deben colaborar con nutriólogos clínicos y farmacéuticos especializados cuando prescriban EN y PN.

FISIOLOGÍA NUTRICIONAL

Energía

El gasto energético total (TEE, total energy expenditure) se compone del gasto energético en reposo (REE, resting energy expenditure) (casi 24 kcal/kg de peso corporal adulto normal/día), gasto energético por actividad (casi 12 kcal/kg en personas sedentarias sanas) y el efecto térmico del alimento (10% del TEE). El TEE de un adulto sano es de casi 36 kcal/kg. El REE puede medirse por calorimetría indirecta o puede estimarse con diversas ecuaciones predictivas que incluyen el peso, talla, edad, sexo y a veces factores relacionados con la enfermedad. La fiebre y algunas formas de enfermedad grave aumentan el REE. Por lo general, la casi inanición prolongada activa una reducción adaptadora en el REE, la actividad física voluntaria y el efecto térmico del alimento. A grandes rasgos, el TEE de un paciente señala la cantidad de energía dietética que debe consumir y metabolizar para mantener su reserva de grasa corporal (y proteína) existentes. La cantidad de energía que en realidad requiere puede ser menor que el TEE (como en el tratamiento de la obesidad) o mayor al TEE (en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.