Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La disfunción menstrual puede indicar alguna anomalía subyacente con posibles consecuencias a largo plazo para la salud. Si bien el sangrado frecuente o prolongado casi siempre lleva a la mujer a buscar atención médica, parece que cuando no hay sangrado, o es infrecuente, alarma menos y es probable que la paciente no lo informe al médico. Por tanto, la anamnesis centrada en los antecedentes menstruales es una parte esencial de toda entrevista con la paciente. El dolor pélvico es un síntoma frecuente que puede relacionarse con una anomalía de los órganos reproductivos, pero también puede ser de origen gastrointestinal, urinario o musculoesquelético. Según la causa, el dolor pélvico puede ameritar atención quirúrgica urgente. Las guías más recientes ya no recomiendan una exploración ginecológica sistemática en las mujeres asintomáticas con riesgo promedio fuera de la detección sistemática periódica de carcinoma cervicouterino. No obstante, la exploración ginecológica constituye parte importante de la valoración de amenorrea, hemorragia uterina anormal y dolor pélvico.

TRASTORNOS MENSTRUALES

DEFINICIÓN Y PREVALENCIA

La amenorrea se refiere a la ausencia de periodos menstruales. La amenorrea se clasifica como primaria si nunca ha habido sangrado menstrual en ausencia de tratamiento hormonal, o secundaria si los periodos menstruales cesan por 3 a 6 meses. La amenorrea primaria es un trastorno poco frecuente que ocurre en <1% de la población femenina. Sin embargo, entre 3-5% de las mujeres experimenta al menos 3 meses de amenorrea secundaria en algún año específico. No hay evidencia de que la raza o el grupo étnico influyan en la prevalencia de la amenorrea. No obstante, debido a la importancia de la nutrición adecuada para la función reproductiva normal, tanto la edad al momento de la menarca como la prevalencia de amenorrea secundaria varían mucho en distintas partes del mundo.

La oligomenorrea se define como ciclos con duración >35 días o <10 menstruaciones al año. En la oligomenorrea, tanto la frecuencia como la cantidad del sangrado vaginal son irregulares, y los síntomas moliminales (sensibilidad mamaria premenstrual, antojos alimentarios, labilidad emocional), indicativos de ovulación, son variables. La anovulación también puede manifestarse con intervalos intermenstruales <24 días o sangrado vaginal >7 días. El sangrado irregular frecuente o abundante se denomina hemorragia uterina disfuncional, si se descartaron lesiones anatómicas del útero o la vía de salida, o una diátesis hemorrágica. La oligoovulación o anovulación suele asociarse a síndrome de ovarios poliquísticos (PCOS, polycystic ovarian syndrome).

Amenorrea primaria

La definición tradicional de amenorrea primaria es la ausencia de menarca (primera menstruación) a la edad de 16 años. Sin embargo, otros factores, como el crecimiento, el desarrollo de caracteres sexuales secundarios y la presencia de dolor pélvico cíclico, también influyen en la edad en la que debe estudiarse la amenorrea primaria. Los estudios más recientes sugieren que la pubertad está ocurriendo antes, sobre todo en niñas obesas. Sin embargo, es importante observar que ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.