Skip to Main Content

COMPRENSIÓN DE LAS DISPARIDADES EN LA SALUD LGBT

Muchos estudios resaltan las disparidades de salud referentes a la atención de personas lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales (LGBT, lesbian, gay, bisexual and transgender). Las mujeres lesbianas y bisexuales tienen menor probabilidad de recibir las detecciones preventivas, como las de cáncer mamario, cervicouterino y colorrectal. Entre los varones que tienen relaciones homosexuales, las tasas de cáncer anal relacionado con el virus del papiloma humano son 17 veces mayores que las de hombres heterosexuales. Además, los hombres homosexuales y bisexuales representaron 67% de todos los casos nuevos diagnosticados de VIH en Estados Unidos en 2014, y contraen un porcentaje desproporcionado de infecciones de transmisión sexual. En 2014, los varones que tienen relaciones homosexuales representaron 83% de las infecciones por sífilis primaria y secundaria en Estados Unidos cuando se conocía el género de la pareja sexual. Las personas transexuales tienen una mayor prevalencia de infección con VIH y suicidio que otros grupos; 41% de los adultos transexuales refiere haber intentado suicidarse alguna vez, comparado con 1.6% de la población general.

La investigación encontró que las personas de la comunidad LGBT tienen mayor probabilidad de depresión, ansiedad y consumo de alcohol y drogas que sus contrapartes. Las más preocupantes son las tasas de intentos e ideación suicidas en la comunidad LGBT, sobre todo entre los jóvenes. Los jóvenes LGB (lesbianas, homosexuales y bisexuales) tienen una probabilidad dos veces mayor de intentar suicidarse que sus coetáneos heterosexuales, y cerca del 30% de los estudiantes LGB refiere haber intentado el suicidio en un periodo de 12 meses. Además, los estudios en Estados Unidos indican que el abuso de sustancias es dos veces más frecuente en los jóvenes LGBT que en sus contrapartes. Estos hallazgos se reflejan en los adultos LGBT: la prevalencia de trastornos por abuso de sustancias es del 20 al 30%, comparada con cerca del 9% en la población general.

Estas disparidades se complican por las barreras estructurales para la atención a la salud, incluidos el menor acceso a la atención médica, la falta de conciencia sobre las necesidades de salud peculiares de los individuos LGBT y el estigma y la discriminación hacia esta comunidad. Muchas personas de este grupo perciben las instituciones y los profesionales de salud como amenazantes, lo que puede llevarlos a evitar la atención médica necesaria o a omitir información médica importante. Una encuesta grande en Estados Unidos identificó que a 8% de las personas LGB y el 27% de los individuos transexuales se les negó la atención médica, y casi 11% de los LGB y 21% de los sujetos transexuales informaron haber sido tratados con lenguaje severo o abusivo por parte de los profesionales de salud. Aparte de las instituciones de salud, más de dos tercios de las personas LGB refieren discriminación en su vida personal, y 90% de los individuos transexuales refiere acoso, malos tratos o discriminación en su trabajo. La exposición crónica a niveles intensos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.