Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El médico que atiende pacientes con síntomas neurológicos cuenta con gran variedad de técnicas de imagen, incluidas la tomografía computarizada (CT, computed tomography), angiografía por CT (CTA, CT angiography), imágenes de perfusión con CT (pCT, perfusion CT), resonancia magnética (MRI, magnetic resonance imaging), angiografía por MR (MRA, magnetic resonance angiography), MRI funcional (fMRI, functional MRI), espectroscopia con MR (MRS, magnetic resonance spectroscopy), neurografía con MR (MRN, magnetic resonance neurography), resonancia por difusión de fascículos, MR ponderada para sensibilidad (SWI, susceptibility weighted MR imaging), MRI con etiquetado de giro arterial (ASL, arterial spin label) y resonancia magnética de perfusión (pMRI, perfusion MRI). Además, han mejorado varias técnicas incluyendo las de neurorradiología intervencionista, como la embolización por catéter, trombólisis con recuperación de endoprótesis, colocación de espiral (coil) y endoprótesis en aneurisma, así como muchas técnicas para trastornos espinales, incluida la mielografía por CT, fluoroscopia e inyecciones epidurales y en raíces nerviosas a través de orificios intervertebrales y láminas guiadas por CT, ablación por radiofrecuencia y parches sanguíneos. Los avances más recientes como la angiografía por CT con detector múltiple (MDCTA, multidetector CTA) y la MRA con gadolinio han restringido las indicaciones de la angiografía habitual, que se reserva en la actualidad para personas en quienes es esencial conocer el detalle de vasos finos o en quienes se planean tratamientos intervencionistas (cuadro 416-1).

CUADRO 416-1Guías para utilizar CT, ecografía e MRI

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.