Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La hemorragia intracraneal es una forma de apoplejía (cap. 419). En comparación con la apoplejía isquémica, los pacientes con hemorragia intracraneal tienen más probabilidad de presentar cefalea; sin embargo, se requieren estudios de imagen encefálica para diferenciar entre estos trastornos. La CT de la cabeza es muy sensible y específica para la hemorragia intracraneal y para determinar la ubicación del sangrado. Las hemorragias se clasifican con base en su ubicación y la enfermedad vascular de fondo. En este capítulo se revisará la hemorragia que ocurre directamente al interior del parénquima cerebral, también conocida como hemorragia intracerebral (ICH, intracerebral hemorrhage) y las malformaciones arteriovenosas (AVM, arteriovenous malformations) del encéfalo. Otras categorías de hemorragia incluyen sangrado a los espacios subdural y epidural, por lo general causados por traumatismos (cap. 435) y hemorragia subaracnoidea por traumatismo o rotura de un aneurisma intracraneal (cap. 302).

DIAGNÓSTICO

La hemorragia intracraneal suele descubrirse al realizar una CT encefálica durante la valoración inmediata de una enfermedad cerebrovascular. Como la CT se encuentra ampliamente disponible y es más fácil de realizar que la MRI, los estudios de imagen con CT suelen ser el método preferido para la valoración de la apoplejía aguda (fig. 421-1). La ubicación de la hemorragia reduce el número de diagnósticos diferenciales a unas cuantas posibilidades. En el cuadro 421-1 se enumeran las causas y los espacios anatómicos de las hemorragias.

FIGURA 421-1

Hemorragia por hipertensión. CT transaxial sin medio de contraste a través de los núcleos basales, que indica la presencia de un hematoma que afecta el putamen izquierdo en un individuo que mostró una hemiparesia derecha de inicio y evolución rápidos.

CUADRO 421-1Causas de hemorragia intracraneal

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.