Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las tecnologías neuroterapéuticas representan un grupo diverso de abordajes de tratamientos muy prometedores con el propósito común de mejorar la función neurológica. Décadas de investigación en ciencias básicas han labrado el camino para dichas tecnologías novedosas, las cuales tienen el potencial de transformar la vida de pacientes con enfermedades neurológicas. Un objetivo fundamental es minimizar las consecuencias de las habilidades perdidas, sean motoras, sensoriales o cognitivas. Otro objetivo común es también aprovechar la plasticidad inherente del sistema nervioso, sin importar la edad, incluso en pacientes con procesos degenerativos.

Las técnicas que se describen más adelante son el resultado de un mayor entendimiento de los mecanismos de plasticidad neural en sistemas nerviosos intactos y dañados, y de avances tecnológicos y computacionales. Ha habido un progreso importante en la comprensión de la plasticidad neural en microescala (p. ej., procesos celulares y moleculares), mesoescala (p. ej., entre distintas áreas corticales y subcorticales) y macroescala (p. ej., en el nivel de las redes cerebrales). Aunque también es claro que la plasticidad y los mecanismos de reparación pueden tener límites fundamentales (p. ej., el cierre de ventanas de desarrollo), el cerebro es muy maleable a pesar de la edad e incluso de la presencia de lesiones, de procesos degenerativos concurrentes o de ambas situaciones. Cada vez hay más evidencia colectiva que sustenta el desarrollo de métodos de restauración para tratar trastornos neurológicos tanto “estáticos” (p. ej., apoplejía) como progresivos.

Es importante mencionar que aunque estas tecnologías pueden no parecer, a primera vista, directamente relevantes para el cuidado médico tradicional, son los doctores quienes tienen mayor conocimiento y experiencia sobre los procesos patológicos, los tratamientos disponibles y los pronósticos de las enfermedades que afectan al sistema nervioso central. Por tanto es crítico que los especialistas en neurología y otros médicos participen de manera significativa en la adopción futura de dichas tecnologías para rehabilitación neurológica. Las secciones posteriores describen diagnósticos y abordajes terapéuticos emergentes con el potencial de transformar la vida de pacientes con trastornos neurológicos. Éstos incluyen tecnologías para aprovechar la plasticidad neurológica, estudios de neuroimagen, neuroestimulación e interfaces entre el cerebro y las máquinas (BMI, brain-machine interfaces).

TECNOLOGÍAS PARA APROVECHAR LA PLASTICIDAD

La rehabilitación neurológica tiene como objetivo explotar los mecanismos de plasticidad dependientes de la actividad, para maximizar la restauración funcional. Este principio puede aplicarse a un rango diverso de dominios funcionales como el control del movimiento, el procesamiento sensorial, el lenguaje, el dolor y la cognición. Por ejemplo, ensayos clínicos de asignación aleatoria con controles incluidos sobre la recuperación de la movilidad después de sufrir ictus sugieren que la intensidad del entrenamiento puede ser muy importante para lograr mejorías sostenidas a largo plazo. Además, ciertos estudios sobre los efectos de dicho entrenamiento en modelos murinos y en primates no humanos sugieren además que la plasticidad de los “mapas motores” corticales puede subyacer las mejorías funcionales observadas. La incorporación de tecnología para ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.